Piramides de Egipto
Bookmark and Share

 
 
 
 


ANDRE JOUFFE LOUIS
PERIODISTA
djouffe@yahoo.com
LE MOULIN ROUGE
Junio de 2014


EL CINE ESTA EN RIESGO DESDE SU NACIMIENTO

- Apareció mi breve autobiografía del pene.



A fines de los años sesenta, las redacciones de revistas como Life, Paris Match y Time entraron en situación de crisis. Y si bien el tiempo les dio la razón, se asustaron prematuramente.

Conste, que la televisión en colores ya estaba instalada en los hogares norteamericanos en 1964, en Europa, un lustro más tarde y aquí, una década.

Pero finalmente, los medios escritos sobrevivieron graciosamente hasta fines de los ochenta. Recién entonces hubo dolores de cabeza, despidos, "papers" en pro y en contra, formas de atacar la inacción producida por "el caos que viene". La televisión aun ni siquiera soñaba con bailar en la cuerda floja.

Algunas empresas como O Globo en Brasil o del desvergonzado Berlusconi en Italia, en vez de huir, enfrentaron al monstruo televisivo y lo convirtieron en un medio más de los holdings.

Una gran aspirina que les sirvió para dormir tranquilamente otro periodo.

Sin embargo, el golpe llegó sí o sí. Nunca iba a imaginar que mi hija de siete iba a ver todo lo que uno hacía en technicolor y cinemascope, lo que otra generación en 525 líneas, en unos aparatitos que doy por jurado les afectará la vista más temprano que tarde.

Viene Ignacio Aliaga un maestro de lo audiovisual y le plantee el tema directamente antes de su intervención en la Octava Muestra de Cine Latinoamericano que presenta Proa a partir del 21 de julio.

- ¿Cree que con la invasión de Netflix, DVD y otras formas de acceder a películas, el cine tradicional corre un alto riesgo?

- "El cine está en riesgo desde su nacimiento. Primero fue tildado de entretención de feria, luego fue amenazado por la televisión e inventó el 3D, el cinerama y el 70mm, más recientemente las grandes productoras de los majors han potenciado la televisión por cable, el cine digital y los canales internet, inclusive la producción para celulares, y la venta de cabritas y bebidas, es decir, ampliar el negocio. La Fuji anunció que ya no fabrica película, y Kodak sólo la fabrica a pedido. Es un gran desafío para los archivos.

Todas esas nuevas formas de comercialización y difusión del cine que señalas están cambiando los hábitos del consumo audiovisual. ¿Es el ocaso del cine como lo conocimos? Sin duda que representa nuevas modalidades de visionado de películas, lo que hace que hoy se vean más películas que nunca en la historia del cine, en una forma de integración de medios y tecnologías que no sospechábamos en nuestra juventud.

Nosotros mismos abrimos nuestro archivo a través de una plataforma digital. Tengo la sensación de que coexistirán modalidades de apreciación del cine, panorama en el cual el cine visto en una sala, por ser una experiencia holística, representará el mismo sentido que tiene acudir a un museo y ver una obra original, o a una sala de teatro y ver actores reales interpretando una pieza dramática, o a una sala de conciertos y ver al cantante o a la orquesta o banda en vivo, por mucho que existan medios virtuales".


Dijo el actor y director de cine español José Luis Garci: "Ahora que el cine se está acabando, planteo que el ministro de Educación, Cultura y Deporte, José Ignacio Wert, vaya diciéndole al Prado que ponga una buena sala de cine para no perder nuestro patrimonio, y tampoco el de fuera, y que vayamos a ver a Chaplin igual que vemos a Van Gogh".

Es una proposición del director José Luis Garci realizada durante la presentación de su nueva película, Holmes & Watson, Madrid Days, que se estrena este viernes. Garci ha solicitado que "que el Museo del Prado primero, y luego el Reina Sofía y el Thyssen, tengan salas de cine, porque éste tiene que estar en los museos".
"Se ha perdido la costumbre de ir al cine, que ya no es lo que era, sino que es un supermercado que está en la cocina, donde puedes comprar palomitas, nachos o pizzas, y luego además ver una película. Que cueste un euro más o menos da igual", ha resaltado.

Volviendo sobre Holmes & Watson, y relacionándolo con la situación económica actual del cine, ha querido recalcar que se trata de un "milagro" que ha salido adelante gracias a la "colaboración casi desinteresada de actores y equipo técnico, que han hecho un esfuerzo monumental".

En otras palabras, si mi gagaismo lo autoriza, entiendo que el cine tal como lo vemos camina hacia una especie de elite. Que para ver ciertos films, será como ir al teatro Nescafé de las Artes, en el barrio Providencia desde donde apreciamos una premiere desde el Covent Garden de Londres, en directo, canapé en mano y butaca al estilo avión último modelo.


Apareció mi Breve autobiografía del pene. 4 lucas puesto en su casa por correo. Depositar 4 lucas a la cuenta 4854220 BancoEstado.



Por favor, sus comentarios.
No use tildes ni la letra ñ. Gracias.

HTML Comment Box is loading comments...

Compartir en Facebook