Piramides de Egipto
Bookmark and Share

 
 
 
 


ANDRE JOUFFE LOUIS
PERIODISTA
djouffe@yahoo.com
LE MOULIN ROUGE
Abril de 2014


LOS PITUCOS NO VAN AL COSTANERA CENTER

- Huelga de Lan, la dejaría fuera del One World.
- Schumann, Sommerhof, Sodimac y Elizabeth Subercaseaux, las razones de esta reunión.
- Faloon dice que su papá no robó ni cobre.
- Kel Calderón nada con Schilling, ¿Habrá querido decir Marcelo?



Es cierto que Codelco no va a quebrar por las andanzas del padre de la ex Yingo. Pero nadie dice nada de las camionetas cargadas con cocaína en Calama, cuando es día de pago.

Tomas Welss, estrenó Cuerpo ánima con Sergio Hernández, su primer largo. Felicitaciones.

Pregunto a qué hora abren el Costanera Center pues debo cambiar una prenda adquirida por un colega magallánico. Lo planteo a una ejecutiva top de una corporación cultural. Recibo como respuesta la misma de un ejecutivo de otra empresa pituca: ¿Cómo se te ocurre preguntarme eso? ¡Nosotros no vamos a los mall!

Siete años de ausencia de la capital, me hicieron olvidar el cuiquismo extremo del país. Leo revistas en cuyo colofón no aperen gerentes sino "media manager" y similares. País chuleado.

Martín me lleva al sushi del W. Me siento como huaso con su terno dominguero, todos con camisa abierta pero vestidos chic, con marcas exclusivas y caras. Las mujeres todas delgadas, de minis, piernas espectaculares, incluso la cajera. Las hay chilenas, orientales y la típica clase alta como se dice aquí de tremendas paletas llamadas también incisivos.

El mundo de bilz y pap que se puede caer de bruces con la crisis que se viene acompañada de terremoto nortino.

Patricio Madrid de Random Pinguin Alfaguara Santillana pues se lo han comprado todo (y no con lo que pagó Pablo Dittborn por irse), me regaló "La música para Clara", de Elizabeth Subercaseaux.
Tiene buena crítica previa y la ventaja de estar en Santiago es que me regalan un ejemplar que aparecerá en abril cuando no termina marzo.

Algo me trae a la memoria del siútico de Blanca Elena de Luz Larraín, pero puesto en boca de intelectuales de fuste.

Algo así como:
- Mira lo que me hizo Franz (Liszt).
- Claro, Johannes (Brahms) jamás habría sido tan roto.
- Ojala no se enoje Robert (Schumann).

Es la consecuencia cuando el autor quiere dejar evidencia de que investigó harto e inventa diálogos cursis. Nada le resta méritos a esta novela que será exitosa.

Conocí a la autora en el tercer piso de la revista Cosas, cuando recién nos mudamos a Almirante Pastene. Yo venia llegando de un viaje y no sabia de la mudanza y me fui a la casita donde funcionaba hasta entonces en Guillermo Acuña y casi muero de impresión al darme cuenta que mi pega ya no estaba ahí. Lo peor es que calzaba con una pesadilla idéntica en una noche durante un viaje.

Liz hacia puzzles. Íbamos al Parrón de vez en cuando. De pronto comenzó con sus entrevistas y se hizo celebre como sus romances con Edwards, Bernstein y aquel con Jaime Valdivieso, exiliado entonces en México, pero que comenzó a amar por teléfono con Poli Delano como amable alcahuete.

Me entero que su hijo Carlos Lavin Subercaseaux, está con libros de corte de comentario "Matrimonio Investment".

Liz es nieta de Walter Sommerhoff, creador de Sodimac. Hace 30 años me contrató para las RRPP de su empresa y bastaba publicar un par de fotos en la sección negocios de los medios para cumplir con el pituto.

Pero resulta que llegó Javier Etcheverry, futuro director del SII y Ministro y la cosa cambió, las pretensiones eran mayores. Chao dinero extra al ganado en Cosas.

Ocurre que Sommerhoff era nieto de Robert Schumann y Clara Wieck. En consecuencia Elizabeth es bis bis nieta del compositor alemán. Este hecho la inspiró a investigar y no se si creérselo todo, pero tenemos a una escritora nacional descendiente de un compositor que según Ingmar Bergman aparte de morir en un asilo loco de remate, tenía sífilis.

Cuando termine el libro sabré si incluye este capitulo o respeta la sexualidad de su antepasado. O si se inspira en Peter Ostwald, que fue uno de los pocos en su momento de comentar la bisexualidad del compositor, inclinación que compartía su amigo Johannes Brahms pero a quien el tema torturaba.

Bueno son detalles, lo principal es la música que nos legaron y el libro de Liz.

Cae en mis manos también de John Green," Bajo la misma estrella". Lean: "No quise coger el ascensor porque en el grupo de apoyo significa que estás en las últimas". Es la vida de una cancerosa y su entorno. Difícil imaginar que tengan existencia propia, con esa espada encima. Pero el libro demuestra que viven en forma casi normal, carretean, quieren tirar, son vanidosos y van a fiestas aunque carguen un balón de oxigeno a sus espaldas pues tienen metástasis pulmonar. El libro está tratado con humor pero bien negro, les diré.

Viajé a Concepción por motivos familiares y fui de paseo por los barrios mas horribles de la capital penquista, también Talcahuano y Hualpén. Bloques de edificios tristes, deprimentes, grises, polvorientos... Pero me llamó la atención que esos bloques de edificios no lucen ni trizaduras, parches, inyecciones o señales de pintura reciente ni huellas del terremoto. Y eso que se ven frágiles.

Son los nuevos aquellos derrumbados, caídos y criticados. La escoba quedó por ahí. Salvo Talcahuano donde fueron las dos olas tsunami que botaron lo que encontraron al paso.

Llego al hospital del espantoso sector de Las Higueras, donde un estadio cobijaba al Fernández Vial y al Huachipato en su tiempo. El frontis es moderno, pero el interior del recinto hospitalario, evoca a The Kingdom de von Triers. Espantoso. Pero la gente maravillosa aunque vi enfermeras con cara de poto a la milla.

Encuentro a un doctor que me reconoce como viejo periodista y resulta ser hermano de Jorge Vera Castillo, ex diplomático en Paris que se llevó mal con Schilling, ¿Quien no? Lo mandaron a La Haya donde presenció los juicios más importantes de la década. Ahora está en la Cepal. Que chico el mundo, A los Vera los conocí con sus padres cuando veraneaban en las terma de Puyehue. Eran muy correctitos los niños y los papás. Llegaron los Vera exclamaba el personal del hotel, era como huéspedes conspicuos.

El doctor Vera y el doctor Vargas me llevaron al casino a tomar café. Mi suegra era intervenida y debía firmar unos papeles aparte de golpear a las enfermeras.

Me fui en Tur Bus, casi ocho horas de ida, volví en M bus, seis horas, de regreso, Maravillosos asientos, dieron tres películas buenas en Tur Bus y dos malas en M Bus pero lo importante es que llegué temprano y pude cenar donde Juan Pablo y Patricia.
Le comenté que estábamos quedando solos, todos se están muriendo. Chusto.

Tripulantes de Lan Express amenazan con huelga, sus condiciones de trabajo son miserables y les explico mientras aun reparten panfletos explicativos a los pasajeros que salen de Pudahuel apoyados por sus colegas en Miami que aun cuando son Lan no Express, los apoyan.

En mi vuelo de regreso, la tripulación me comenta que votó por la huelga.

Pero ojo, los ejecutivos de la línea aérea cuyos tripulantes obligados a sonreírle a usted, lo pasan pésimo, saben que ninguna compañía integrante de la alianza One World puede acusar una huelga. Si ocurre, out.

Les explico lo que me contó un tripulante en uno de los tantos vuelos Santiago a Punta Arenas. "Me vienen a buscar a las doce y media de la noche para el vuelo de las dos de la mañana. Pasadas las cinco aterrizamos en Magallanes, a las seis volamos de regreso para llegar a las nueve y media. Hemos hecho ocho horas, nos exprimen otras cuatro con un vuelo ida y vuelta a Puerto Montt. Estamos en casa a las cuatro y media de la tarde. Han pasado 16 horas; no hemos comido, sino picoteado.

Señor pasajero. Vea esto. Santiago Puerto Montt. Duración del vuelo entre 90 y 100 minutos. El protocolo del despegue, luego esperar que el avión cobre altura, a veces también el cese de las turbulencias, pasar el trolley que ahora no contiene cajitas felices sino dos opciones de cuatro productos. El pasajero titubea, toma o cambia. Hay que servirle agua, jugo, te o café o dos cosas a la vez. Llevamos casi cuarenta y cinco minutos. Corren la cortina, pican algo, también van al baño y deben de servir comida al piloto y al copiloto. Pasados unos veinte minutos comienza el protocolo del aterrizaje. Retirar la basura, recoger los audífonos, asegurarse que los respaldos estén derechos y los cinturones ajustados. Aterrizaje.
Veinticinco minutos de escala, descienden los pasajeros, suben los nuevos y se repite la función. La tripulación no tiene descanso.
Arribo a Pudahuel, hay espacio para ir y volver a un destino similar que ocupe de cuatro a seis horas.

En Sky las condiciones del personal son peores; en Ecuador Lan se ciñe a las reglamentación local, y en ese país la tripulación solo tiene tiempo para comer, año corrido, un paquete de papas fritas Lay.

Los sueldos que antes eran bastante respetables, no rigen para el recién llegado.

Por eso Lan esta anunciando paro, justito para Semana Santa.

Marta Lagos, dueña de la empresa de encuestas Mori, que no ha fallado en las presidenciales en las últimas cinco elecciones, ha señalado que es de nula trascendencia si el diputado magallánico luce más despachurrado que el presidente del Uruguay. En sus tuiteos también ha omitido si bosteza o no en sala.

Marta Lagos es una suerte de doctora Cordero, pero en positivo sin herir tanto a la gente. No obstante dispara que las mujeres de la concertación son de caras lavadas, no maquilladas, que no disponen de tantos zapatos al estilo Imelda Marcos como Evelyn Matthei y para nada critica la tenida de la India que luce de vez en cuando Michelle Bachelet. Menos aun hace observaciones sobre los kilos demás de la Presidenta señalando que es un detalle machista de la idiosincrasia de país andar fijándose en esas cosas. En Alemania nadie habla de la figura de la señora Merkel, por ejemplo.

En esta materia no clasificamos para la OECD.

En Santiago en los café y lugares recurrentes de políticos activos, desactivados desairados o ansiosos de algo que aun espera que caiga del palacio Toesca, coinciden en varias cosas. Por ejemplo en lo mismo que un colega de trabajo asistente al cambio de mando. El 11 de marzo guste o no guste, hubo una inclinación de los medios de comunicación nacionales por las dos B de Magallanes. Al senador porque nadie sabe hacia donde apuntará sus votos con Antonio Horvath y Boric porque al contrario de Jackson, Camila y Cia., no tiene intereses de partidos políticos reconocidos.

Más de alguien augura que será un francotirador. Difícil aseverarlo.
El panorama no es fácil para el joven magallánico. En primer lugar se esperan propuestas y no aportillamientos, o que se cuelgue de términos inadecuados como la retroexcavadora, que provocan revolcones innecesarios.
En cambio, sí, propuestas viables, no un grano de arena en el desierto.

El parlamento está complicado porque la Nueva Mayoría fue una unidad electoral con montones de heridos en el camino. Con el correr de los días queda en evidencia que Ignacio Walter no piensa cambiar su línea conservadora. Esta situación podría poner en jaque a la senadora Carolina Goic, que aparece muy cercana a Michelle Bachelet. Pero, ¿Si el partido dice otra cosa?

No olvidemos que en una situación de divisiones categórica, hace siete años Goic casi se embarca con Adolfo Zaldívar y que a no mediar la intervención de Eduardo Frei, tendríamos quizás a una demócrata cristiana de cepa, en un partido en vías de extinción.

Boric tiene claro que el efecto asombro esta provocado, ya pasó y ahora viene la acción en un periodo, que ojo, no es el de un senador. El cuarto año es de elecciones o reelecciones. De manera que debe de buscar alianzas estratégicas para cuando llegue el 2018, pueda lucirse en el cuadro de estadísticas de propuestas, con alta asistencia y ojalá, pocos viajes al extranjero, que suele caer ácido en los electores.

El instalarse como sede en Punta Arenas en Imago Mundi tiene connotaciones. La idea, imaginamos, es gestionar su presencia en la región de la mano con un plan cultural, ya que por algo operará desde el inmueble de calle Mexicana.

En política, por muy sorpresivas las victorias y, contundentes, las alianzas son imprescindibles. En Providencia, Josefina Errázuriz, sola, con su gente, no lo esta pasando bien. Allegados al PPD me han manifestado que la próxima elección la retoma la derecha en la comuna. Para un alcalde, es difícil hacer alianzas, salvo para causas comunes con sus pares en el resto del país. En este caso Errázuriz debe nadar y flotar sola para salir adelante.
En el Congreso, la piscina es diferente, imposible actuar en solitario.
Por tal motivo, escucho una y otra vez la pregunta, ¿Con quién se reunirá Gabriel Boric.

Kel Calderón quitada de bulla en medio de los upelientos bacheletistas, dicen los momios. Pero la no tan joven gordita hija de Raquel dice que está alejada de Schilling pero no especificó si era de Marcelo, el político o el don Juan de Pomaire.



Por favor, sus comentarios.
No use tildes ni la letra ñ. Gracias.

HTML Comment Box is loading comments...

Compartir en Facebook