Piramides de Egipto
Bookmark and Share

 
 
 
 

Entrevista a Diego Lizana

"SE REQUIERE OPTIMIZAR EL CONSUMO ENERGÉTICO"

El sector público principalmente y el mundo privado están viviendo un punto de inflexión que permite afirmar que ya se inició la época de la acción de proyectos de eficiencia energética de los cuales ya se comienzan a observar resultados.

Por Mario Rodriguez
mario.rodriguezordenes@gmail.com

Agosto de 2017

CRITICA LITERARIA EN VERTICE2000
Uno de los principales retos del país en los próximos años es marcar un punto de inflexión en torno de la eficiencia energética, pensando en ella como un factor elemental en la productividad. En este ámbito existe una oportunidad de negocio que permitiría acelerar un cambio cultural a través de la prestación de servicios que permitan cuantificar los ahorros de energía, creando un mercado del cual se beneficiarán no sólo las empresas sino también el país.

"Desde la Agencia Chilena de Eficiencia Energética (AChEE) promovemos la eficiencia energética en el sector productivo en base a buenas prácticas, formación de capacidades y a la generación de mecanismos de acompañamiento técnico a empresas; de manera que ésta sea considerada como un factor diferenciador", comenta al respecto Diego Lizana, Director Ejecutivo de la Agencia Chilena de Eficiencia Energética (AChEE).

Diego, ¿qué es la eficiencia energética?
"Algo es más eficiente energéticamente si entrega más servicios consumiendo la misma cantidad de energía, o los mismos servicios consumiendo menos energía. No se debe confundir dicho término con "intensidad energética", que se define como la cantidad de energía consumida por actividad o producción entregada, o "conservación de la energía", enfocada a limitar o reducir el consumo energético mediante cambios en el estilo de vida o comportamiento. En ese sentido, una empresa que considera la Eficiencia Energética como un instrumento estratégico y capaz de agregar valor, incorporará en forma sistemática la gestión de la energía, reduciendo sus costos de operación, manteniendo los tiempos perdidos cada vez que deba detener la operación por equipos que funcionan de manera anormal y que, por ende, ven su vida útil reducida. Lo anterior entre tantas otras ventajas, se materializarán en un aumento de la productividad y competitividad capaz de entregar mejores márgenes o una mayor cuota de mercado".


BENEFICIOS Y DESAFíOS

¿Qué iniciativas relevantes se han implementado?
"A la fecha han existido diferentes iniciativas públicas orientadas al uso eficiente de la energía, entre las más destacadas se encuentra el Plan Nacional de Acción de Eficiencia Energética, el cual inició su implementación el 2010 con diferentes iniciativas a nivel sectorial, siendo una de sus principales la creación de la Agencia Chilena de Eficiencia Energética (AChEE). El 2014 se lanzó la Agenda Nacional de Energía que puso el foco en diferentes iniciativas, tales como los programas de eficiencia energética en edificación y alumbrado público, cogeneración eficiente y la inserción de la eficiencia energética a nivel educacional. Sin embargo, muchas de las tareas llevadas a cabo han sido lideradas por el Estado, faltando un mayor compromiso del sector privado en el desarrollo de la eficiencia energética. Lamentablemente al no existir regulación al respecto, dicho sector, salvo por algunas iniciativas aisladas, no ha sentido la necesidad de usar la eficiencia energética como una herramienta útil para la optimización de sus recursos".

¿Cuáles son los beneficios y desafíos de implementar una política pública de eficiencia energética?
"En cuanto a los beneficios y desafíos, es sabido que la energía más limpia y eficiente es la que no se usa, es por ello que, debido a que Chile es una país con recursos energéticos escasos y que utiliza combustibles fósiles para la generación de energía, se hace necesario optimizar al máximo la energía que es consumida a nivel de uso final. Para esto es importante un ordenamiento a nivel central de iniciativas prioritarias relacionadas al uso eficiente de la energía. Por otro lado, y debido al auge y esfuerzos que se están haciendo con las energías renovables convencionales, se requiere optimizar el consumo energético asociado a estos medios de generación, para esto la eficiencia energética es primordial".

¿Cuáles son los beneficios y desafíos para las empresas al implementar la gestión energética?
"La gestión energética permite establecer un orden a nivel de intensidad energética dentro de una instalación. Es imposible saber si una medida de eficiencia energética tiene nulo o alto impacto en una instalación si no se realiza una gestión energética adecuada previa a la implementación de la medida de eficiencia energética. Independiente de tener contemplado, hacer o no eficiencia energética, el medir, monitorear y analizar el uso de las variables energéticas, y también las que influyen en el consumo energético dentro de una instalación, ya es una medida de eficiencia energética en sí, dado que permite al gestor energético del establecimiento conocer qué se está haciendo bien o en el uso de energía, a través del cálculo, análisis y seguimiento de indicadores energéticos, y poder tomar medidas correctivas para poder mejorar estos indicadores a futuro".

¿Está nuestro país preparado para la gestión de energía, tenemos expertos suficientes?
"Es un desafío que las empresas más energointensivas del país implementen sistemas de gestión de la energía en sus instalaciones. Para esto se requerirá de competencias tanto a nivel de gestores energéticos en la industria, además de especialistas consultores en el diagnóstico, análisis y reducción de brechas, e implementación de sistemas de gestión de la energía. Actualmente la AChEE capacita a profesionales y técnicos de la industria en ambos campos. Asimismo, recientemente la AChEE publicó una versión actualizada del registro de consultores de eficiencia energética (http://www.consultoree.cl/). En dicha plataforma es posible encontrar información de especialistas en eficiencia energética para diferentes campos de especialidad, tales como auditorías energéticas, sistemas de gestión de la energía, cogeneración, medición y verificación, entre otros. Una vez que entre en vigencia la nueva regulación en eficiencia energética probablemente se va a requerir de una mayor cantidad de especialistas en estos temas, los que serán requeridos por la industria, tanto para realizar auditorías energéticas en sus instalaciones, como para prestar asesoría en la implementación de sistemas de gestión de la energía".

¿Existen estándares internacionales para cuantificar los gastos en los que incurre una empresa y el ahorro que le supone el implementar eficiencia energética?
"Existen diversos estándares para el poder determinar el impacto de diferentes iniciativas relacionadas al uso eficiente de la energía, los que se basan en métodos estadísticos tradicionales. Para medidas de eficiencia energética en particular, el más usado es el protocolo internacional de medición y verificación (IPMVP por sus siglas en inglés), usado generalmente en contratos de desempeño de energía (ESCOs). Para el seguimiento de actividades relacionadas a sistemas de gestión de la energía se toma como referencia la Norma ISO 50.015, que define el lineamiento asociado a la medición y verificación de iniciativas en el marco de un sistema de gestión de la energía. La AChEE actualmente está diseñando un instrumento de Certificación de Ahorro de Proyectos Energéticos (CAPE), el cual permitirá a las empresas que implementen proyectos de eficiencia energética, poder certificar los ahorros generados por los proyectos, a través de una certificación proporcionada por la AChEE".

¿A partir de qué porcentaje de ahorro se vuelve rentable para una empresa implementar la eficiencia energética?
"Es difícil responder esa pregunta, la rentabilidad depende de cada proyecto y de la realidad energética y financiera de cada empresa. Sin embargo, es importante aclarar la diferencia entre ahorro energético y ahorro monetario. En algunos casos tras la implementación de un proyecto, es posible obtener alto ahorro energético y un bajo ahorro monetario, y en otros proyectos es posible obtener un alto ahorro monetario y un bajo ahorro energético, principalmente cuando se realizan cambios de fuente de energía".

¿Cómo se puede fomentar la implementación de la gestión de energía en las empresas en el actual escenario sin normativa al respecto?
"El escenario de escasez energética y la falta de una normativa que promueva la implementación de gestión de la energía en las empresas, ha provocado que ésta se vuelva un acto voluntario por parte de la industria, lo que al transcurrir el tiempo, ha demostrado un bajo compromiso que existe por incluir la eficiencia energética como una herramienta que optimice el recurso a través de su gestión, desaprovechando el potencial que presenta la industria chilena por reducir el consumo de energía y costos asociados".

Compartir en Facebook