Piramides de Egipto
Bookmark and Share

 
 
 
 

Entrevista a Mauricio Purto

"NUNCA SE LLEGA A LA CIMA"

"Escribir Camino a la cima, fue una experiencia liberadora. Hubo un momento que pensé que no volvería a caminar y eso fue muy fuerte", precisa Mauricio Purto.

Por Mario Rodriguez
mario.rodriguezordenes@gmail.com

Agosto de 2017

CRITICA LITERARIA EN VERTICE2000
"Han sido casi dos años de convalecencia en las que tuve que ser sometido a seis operaciones. Hubo un momento que pensé que no volvería a caminar y eso fue muy fuerte. Fue una experiencia límite", precisa Mauricio Purto durante la conversación que sostuvo con Vertice 2000. Mauricio Purto, el primer latinoamericano en escalar las más altas cumbres de cada continente, tuvo un grave accidente casero que le provocó la rotura de la columna y lo mantuvo postrado durante meses. Recién viene saliendo de esa vivencia extrema.

Mauricio, ¿cómo surge Camino a la cima?
"Mi esposa Aya Hoffmann, me instó a recapitular mi vida en este tiempo muerto y mi sicóloga Marcela Lechuga, también me recomendó hacerlo. Cuando dejé de inyectarme metadona, contra el dolor, caí en un estado duro de pena y dolor, y en el momento más negro, tomé la computadora y me lancé a escribir para sanarme de un dolor de no poder caminar". Además de la reflexión personal Camino a la cima, Ediciones Aguilar, 2017, revisa diversas expediciones realizadas por Purto, en la que destaca un encuentro con el Dalai Lama. Cierra un conjunto de fotos de archivo y un glosario de términos de montaña.

Mauricio Purto Arab - Melipilla, 1961 - es montañista, médico, documentalista y escritor. Fue el primer chileno en escalar cuatro montañas de más de ocho mil metros. Lideró una de las dos expediciones chilenas que subió por primera vez el Everest el 15 de mayo de 1992.


"NO TENGO ENCONO CONTRA NADIE"

"Desde niño siempre me plantee metas y al alcanzarlas nunca fui plenamente feliz. Me pasó con la meta de ser médico y también con la experiencia de escalar el Everest. Siempre hay una búsqueda, porque nunca se llega a la cima. Admiraba a mi padre, un profesor de medicina que nunca me hizo ningún cariño, de una frialdad superlativa y de una mente lúcida. él fue mi primer profesor de medicina. La primera autopsia la realizamos a mis trece años. Algo prematuro. Y quedé sin dormir muchas noches", precisa Purto.

¿Decisivo en su vida?
"Absolutamente, pese a su frialdad. En esa clase de autopsia, maduré de sopetón, porque con el cadáver frente a mis narices, el mensaje llegó claro: podía morir en cualquier momento. Es decir, la vida tiene fin. Me enseñó pensar".

Escribe en el relato que subir montañas es algo delicado...
"Sí. Caminar por las montañas es una cosa, gradual. Puedes llegar a subir el Everest si se hace camino. Pero cuando enfrentas montañas mortales es como la cirugía. Hay que ser calmado y muy concentrado.

¿Fueron superadas las diferencias que tuvo al llegar a la cumbre del Everest en 1992 con la otra delegación chilena que hizo lo mismo?
"Pará mí los rivales y mis colegas son venerables espejos. No tengo encono contra nadie. Quien llegó primero, por dónde subiste, es detenerse en algo ridículo. Tengo mucho cariño por la gente de la montaña".

El ascenso al Everest no estuvo ajeno a la controversia. En este relato, Purto cuenta su relato personal, "porque la leyenda ha crecido demasiado y se ha tergiversado, al punto de que algunos creen que la culminación fue una pelea en la cumbre del Everest. Ese sería otro record, pero en el sentido oscuro. Lo cierto es que las proezas fueron otras, y el camino hacia ellas fue largo, esforzado y lleno de emociones".


CURIOSIDAD POR LA MUERTE

En el escalamiento a la montaña más alta del Perú, el Huascarán de 6.768 metros, Purto estuvo a punto de perder la vida. El mismo lo cuenta: "Al poco andar y sin mediar aviso, el piso cedió ante mis pies, y me sorprendí volando al vacío, mientras oía solo el silbido de la cuerda que caía junto a mí hasta que sentí un tremendo tirón que me sacó la mochila de la espalda. Quedé colgando de cara a un vacío de más de mil metros, y con la cuerda solo atascada providencialmente de la hebilla de la mochila. Si me movía mucho, cedería, y con esto era el fin".

Mauricio, ¿teme a la muerte?
"No. Siento profunda curiosidad por ella".

¿En qué momento de la vida se encuentra?
"Vengo de vuelta de muchas vidas. Quiero seguir ejerciendo la medicina intensamente en medio de niños vulnerables de la comuna de El Bosque; disfrutar la familia. Y escribir otro libro con el relato del accidente casero".

¿Se llega a la cima?
"Siempre hay una búsqueda en la vida, porque nunca se llega a la cima".

Compartir en Facebook