Piramides de Egipto
Bookmark and Share

 
 
 
 

CAROL BOWN:

"NO CREO QUE SEA UNA CONDUCTA GENERALIZADA DE LA CLASE POLITICA"

LA RELACION ENTRE EL DINERO Y LA POLITICA HA PROVOCADO FUERTES TURBULENCIAS EN EL PAIS… "ES NECESARIO VOLUNTAD REAL PARA MODERNIZAR EL ESTADO",
PRECISO CAROL BOWN.

Por Mario Rodríguez Ordenes
Periodista
excitatus@gmail.com
Diciembre 2006

 

"Lo que hemos visto durante las últimas semanas no ayuda al país", precisa a Vertice2000, la investigadora del Centro de Políticas Públicas de la Universidad del Desarrollo, Carol Bown Sepúlveda, al analizar el uso de fondos públicos, por ejemplo de los Programas de Generación de Empleo, en proselitismo político.Recientemente en una de sus columnas en La Segunda, el escritor Jorge Edwards analizaba este proceso en que el dinero se convierte en el Don, que abre todas las puertas y en que no se miden los medios para conseguirlo. Ahí está, sin duda, gran parte del problema.

Carol, ¿cuán extendida están estas prácticas corruptas en nuestra clase política? "

No creo que sea una conducta generalizada de la clase política. Lo que hoy sabemos es que en el gobierno cada día se descubren más casos similares y se seguirán descubriendo. La alternancia en el poder es clave, porque la corrupción a través del desvío de fondos es un mala práctica que se da cuando las personas llevan mucho tiempo en sus cargos, porque se sienten ya muy seguros en ellos o porque tienen terror a perder su sustento. Es una conducta reprochable, pero que se entiende. ¿Cuántas miles de personas viven hace más de 10 años trabajando para el gobierno? ¿No es natural que quieran proteger a toda costa su fuente de trabajo?"

Parece que muy extendida, porque se ha señalado que diputados de la Alianza, a través del pago de cuentas de la luz, agua, compra de lentes ópticos, etc., configuran prácticas de cohecho…

"
Mire Mario, en los procesos de corrupción es natural que el gobierno reaccione de esa forma, tratando de empatar. Ahora bien, haciendo un análisis técnico de ley de gasto electoral lo denunciado está permitido. La ley permite hacer estas donaciones de carácter social o deportivo".

 

EL INFORME SCHAULSOHN

En estos mismos días se ha conocido el denominado Informe Schaulsohn en que el ex diputado y figura del PPD reitera lo dicho en una entrevista anterior: "Estoy convencido de que hemos permitido el desarrollo de una cultura o ideología que mira con benevolencia el uso de recursos públicos para fines políticos". Y agrega: "Me desconcierta el uso reiterado de la teoría del "empate", las referencias a la dictadura y sus latrocinios como forma de explicar y justificar nuestros errores, delitos y faltas".

Carol, ¿considera que las recientes medidas pro probidad presentadas por la Presidenta Bachelet son una buena fórmula para encarar la situación?

"Son una buena señal, pero lo que necesitamos es voluntad política real. Incluso algunas de las medidas ya estaban en la Ley de gasto electoral. Lo que es necesario es que haya voluntad real para modernizar el Estado, generar sistemas de fiscalización y rendición de cuentas (accountability) eficientes, que los funcionarios públicos tengan metas e incentivos, que sean fiscalizados por empresas externas sin intereses directos en los resultados. Eso es tener voluntad real de cambiar las cosas".

Ya el Presidente Frei durante su gobierno había convocado una Comisión Nacional de Ética Pública. ¿No fue ese un esfuerzo suficiente?

"Claro que no es suficiente. Por lo que le decía antes, porque hay que tener voluntad real de solucionar el tema, de meterse a fondo, caiga quien caiga, pero en serio. Hasta ahora el "caiga quien caiga" de la Presidenta no ha tenido efectos más que mediáticos".

De algún modo este Informe apunta directamente al corazón de la Concertación…
¿Cree que podría incluso comprometer una eventual candidatura del ex Presidente Lagos?

"Creo que es muy temprano para hacer una afirmación de ese tipo. Evidentemente que puede influir negativamente, pero creo que sería apresurado afirmar que se compromete su eventual candidatura".

Resulta curioso que el senador Longueira haya apoyado una declaración pública del ex Ministro del Interior, José Miguel Insulza en que se sostiene que todas las faltas y delitos del financiamiento de las campañas cometidas antes del 2003 estaban prescritas. Carol, ¿Cómo explicarse el comportamiento de Longueira? que incluso fue criticado por dirigentes de la UDI…

"Lo que firmó Longueira con Lagos fue un plan de modernización del Estado, que es lo que necesitaba el país. ¡Y eso es lo que necesitamos! Políticos que no piensen sólo en el bien propio, sino que antepongan a sus intereses personales a los intereses del país. Eso es pensar en el bien común. Hoy puede ser que la directiva de ese partido, ha decidido que es clave ponerle atajo a los desvíos de fondos para campañas políticas, a todo atisbo de corrupción".

Al país no le conviene el desprestigio de la clase política…

"¡Claro que no! La gran mayoría de los chilenos, que por desilusión o desinterés no se identifican con ningún partido político van creer cada vez menos en sus gobernantes. Si las personas no creemos en quienes nos dirigen se pueden producir efectos nefastos para el país. Es en ese escenario donde surgen los caudillismos que hemos visto en distintos países de Latinoamérica. Asimismo, por mencionar algunas cosas: Si la gente no confía en cómo se gastan los recursos del Estado, paga los impuestos con menos ganas, más desconfianza o hace lo posible por no pagarlos. Si las personas no confían en sus legisladores o representantes, pierden la confianza, empeoran las expectativas, generando no sólo efectos políticos, sino también económicos. Por otra parte, lo grave de una clase política desprestigiada es que las personas se alejan de los procesos eleccionarios y la democracia empieza a debilitarse mucho más rápido de lo que se puede pensar. Lo anterior hace que personas honestas y con buenas intenciones, así como jóvenes idealistas y con ganas de servir al país, se alejen cada día más de la política convencidos de que "todos son corruptos". Lo que no es cierto".

Al cierre de esta crónica, el PPD expulsaba de sus filas a Jorge Schaulsohn, lo que augura nuevas turbulencias en la política chilena…

 

MIRADA AL INTERIOR

Carol Bown – Santiago, 1978 – estudió Derecho en la Universidad Católica de Santiago. Desde mayo pasado integra el equipo de investigadores del Centro de Políticas Públicas de la Universidad del Desarrollo. A principios del año 2006 estuvo en el Leadership Institute, en Washington, experiencia que en lo cotidiano relató en su blog "Carol en USA" que termina con el relato "Las desventuras de Hiroki", donde revela su pluma desapasionada y con una fuerte dosis de ironía. Pluma que vierte en sus columnas en "La Segunda"…

Carol, usted fue jefa de campaña del ahora Diputado Darío Paya, ¿considera que la problemática que está en el tapete pasa por el financiamiento de las campañas políticas?

"No. Ese no es el problema. La ley ya reguló el financiamiento de campañas políticas y gasto electoral. Es perfectible, pero en términos generales está bien".

¿Cuál considera que es entonces el problema?

"Creo que hoy día el problema no es el financiamiento de campañas, sino la adecuada fiscalización de los gastos de fondos públicos. Es que es un tema muy grave el de la corrupción. Es grave porque se está robando, pero es muy grave porque se está robando a la gente más necesitada. Los fondos para programas de generación de empleo eran para la gente sin trabajo. Cada peso que se destinó a campañas políticas es un peso que no llegó a la gente que lo necesitaba.

¿Cómo fue su propia experiencia en el manejo de fondos para la campaña de Darío Paya?

"Lo único que puedo sacar en limpio de mi experiencia es que hay que ser muy ordenado y llevar cuenta clara de cada peso que se gasta. La rendición electoral no es difícil de hacer si es que se tiene claro de dónde vienen los fondos y en qué se gastan. La prueba está en que a gran parte de los candidatos, así como Paya, les aprobaron su rendición de gastos después de algunas observaciones menores, más bien clarificatorias".

 

EPILOGO CON VARGAS LLOSA

A mediados de diciembre, Mario Vargas Llosa estuvo en Santiago, invitado por la Universidad Católica para conmemorar los 25 años de su sello editorial. En la ocasión, Vargas Llosa presentó la obra teatral "La verdad de las mentiras", en que él es protagonista. La obra basada en el libro del mismo nombre, y publicada por la Editorial Alfaguara, el autor, repasa los libros que han sido fundamentales en su formación. Refiriéndose, por ejemplo, a "El corazón de las tinieblas" de Joseph Conrad, Vargas Llosa desliza una frase que debemos tener siempre en cuenta: "La civilización luce como una delgada película, debajo de la cual siguen agazapados los viejos demonios esperando las circunstancias propicias para reaparecer".

Carol, ¿comparte que los acontecimientos revelan que nuestro "Orden" es muy frágil?

"Nuestro orden no es frágil. Nuestra institucionalidad es muy sólida, pero, como señalé antes, se puede destruir muy fácilmente si es que dejamos pasar situaciones como esta. Lo que hay que tener presente es que es el Estado el que debe estar siempre al servicio de las personas. Cuando se dan este tipo de situaciones podemos pensar que quizás los recursos del Estado están sobrando y que es posible bajar los impuestos, transfiriendo mayor responsabilidad a las personas".

Pese a todo, lo mejor es auscultar en profundidad el tema, porque también las crisis pueden ser una oportunidad de crecimiento, ¿le parece?

"Evidentemente. Esta crisis sirve para que los chilenos tomemos conciencia de que las autoridades del país han sido elegidas por todos los chilenos para representarnos y que tenemos el derecho y el deber de pedirles cuenta de sus actos. Es como lo que existe en otros países en que la sociedad civil siente que por el hecho de pagar impuestos tiene el derecho a exigirles a sus autoridades resultados, así como probidad. Ahí tenemos otro problema, en Chile mucha gente cree que no paga impuestos, pero ¡si!, todos lo hacemos: IVA, impuesto a los combustibles, etc. La sociedad civil tiene que tomar conciencia de que puede y debe exigir a sus autoridades".

Queda la sensación de que la clase política no ha estado a la altura de lo que se espera de ella…

"Definitivamente yo creo en la clase política del país. En realidad en lo que creo es en las personas y en las buenas intenciones de ellas. Creo que la mayor parte de los políticos del país (de la concertación y de la alianza) están dedicados al servicio público con esfuerzo y por servir al país, no para servirse de lo cargos. Sin embargo, puede que haya algunos que el poder los ha llevado por el camino equivocado y a eso hay que ponerle atajo".

 

FICHA

Carol Cecilia Bown Sepúlveda. Santiago, 1978. Abogada de la PUC, titulada el año 2003.

Actualmente es investigadora del Centro de Políticas Públicas de la Universidad del Desarrollo. Además, es columnista de "La Segunda"

Compartir en Facebook