Piramides de Egipto
Bookmark and Share

 
 
 
 

CASO PENTA: ÉTICA EMPRESARIAL Y LOS QUE 'DAN' PEGA

Penta ha hecho un magister en defraudar al fisco. No se quedaron en el 'no pagar' impuestos, si no que consiguieron que el Estado les pusiera plata encima.

Por El Necio
Investigador Privado
elnecio@chile.com

Marzo de 2015

Cuando los universitarios nos choriamos algo en un supermercado, lo consideramos 'recuperación histórica'. No tenemos el peso moral en el cuerpo, porque nos han cagado tanto durante tanto tiempo, que no pagar el chocolate de la rucia o la chela del bolsillo, nos da cierto placer culpable. Estás choriando pero a lo Robin Hood. Una chela que el supermercado recupera con el siguiente rollo de confort. Si poh weón, el papel higiénico 'favorita' de empaque negro de 4 rollos, en el negocio de la esquina vale 1200 pesos y en el supermercado el mismo vale 1760 pesos… Para variar nos sentaron.

Guañaño en el ojo le dicen ahora los cabros, porque les recuerdo que la idea primitiva del supermercado, era que al comprar como mayoristas y por el alto volumen de ventas, los precios serían tan convenientes que los negocios de barrio morirían. Y claro, fue así por un rato, hasta que murieron los negocios de barrio y se creó la necesidad y la costumbre en la gallada. Entonces se pusieron obscenos. Las frutas y verduras tienen precios imposibles y si se te ocurre comprar igual, tenis que agarrar a combos la palta el martes para comerla el sábado, siempre y cuando no esté casi toda mala cuando se te ocurra enterrarle un cuchillo.

Nuestros empresarios se fueron paulatinamente al chancho y en la medida que vieron que no había pataleo, fueron apretando un poquito más cada vez. Antes a la gallada más poblete le abrían los envases de kilo para venderles de a cuarto y el precio era eso poh, un cuarto del paquete. Ahora te sale bastante más caro comprar de a poquitos. Cacharon que las lukas estaban en los pobres y les dan sin asco.

Pero su 'ética' no se detuvo en eso. Siempre han pensado que el Estado les mete la mano al bolsillo con los impuestos. Que les roba, de modo que la 'planificación de régimen impositivo' se puso de moda y ahora hay auditores que se dedican a esa weá, que no es otra cosa que cagarse al Estado usando todos los resquicios legales posibles, para evitar pagar impuestos. En mis tiempos la moda era comprar facturas a empresas que les sobrara, compartiendo con ella las lukas ahorradas… pero no les bastó.

Penta ha hecho un magister en defraudar al fisco. No se quedaron en el 'no pagar' impuestos, si no que consiguieron que el Estado les pusiera plata encima… la vedette de la máquina es el 'negocio a futuro' (contratos forward), que hiciera popular otro Dávila con el cobre hace años atrás.

Son 'apuestas' literalmente: yo le digo a la empresa 2 que el valor del dólar va a ser de 750 pesos en 3 meses más y la empresa 2 me dice que no pasa nicagando de los 700. Hacen un contrato a 3 meses, el que está más cerca del valor gana y se lleva la diferencia… pero, aunque ustedes no lo crean, la fecha de término se pone al toque. Es decir, como es un contrato entre privados, no requiere más garantía que la copia del documento firmado para cada parte, entonces se firma hoy, pero fechado 3 meses atrás. la gracia curiosamente es perder, porque cargas a pérdida las lukas que jugaste y si pierdes mucho, el Estado te devuelve plata de los ejercicios anteriores en que te cobró impuestos por utilidades y cuando tienes empresas en la cantidad que las tiene el holding penta poh weón, las posibilidades se multiplican.

Penta además tiene un acuerdo con la empresa 2, y comparten las lukas de ganancia 'por abajo', porque el acuerdo consiste en que siempre perderá penta. Es una simplificación terrible para explicarlo, pero con eso queda clarito.

No son tipos que se manejen 'al filo' de lo legal, son abiertamente delitos. Los weones saben perfectamente que infringen la ley pero les importa poquito. Ese detalle le pone adrenalina al negocio que ha sido tan sin gracia en el último tiempo.

Por otro lado, manejan la legalidad impositiva también, saben que si te cachan, al papi fisco le basta con que pagues lo defraudado más la multa. Por lo mismo penta de mutuo proprio ha depositado en el SII 6500 millones de pesos hasta el momento, sólo para 'atenuar' la teja que se viene y sin que el SII calcule ni una weá todavía.

Es la escuela de Manuel Cruzat, que debe ser por lejos la tragedia más profunda que pasara por la Universidad Católica en toda su historia. Venía con magister de EEUU cuando entró el caballero de la gorra y fue profe de la UC para ingenieros comerciales. Le vendió la pomá de chicago a Pinocho y maleó a todos los weones que pasaron por su clase. La cagá que miren económica o de abuso de algún empresario, tiene el sello del semillero Cruzat: Bilbao y Piñera ponte tu, con el abuso de información privilegiada y condenados en EEUU a multas enormes, Bilbao incluso arriesgando cárcel, son alumnos destacados del weón, que además pasaron por sus Empresas en algún rato. Lo son también Délano y Lavín, hasta las masas con Penta, y así…

Luksic viejo era otra cosa. Son tipos como Fantuzzi, que se arremangan y se ponen a tirar pala con sus empleados echando la talla y luego, sudando como caballo de feria se raja con un asado para terminar la tarde, tomando del mismo vaso con el weón del chuzo. Luksic hijo partió de gerente, llegando en Audi y encontrando hediondo hasta el candado de la puerta poh weón. Es otra cosa. No pasó por el rigor de ganarse las lukas apoyado por su gente, a medias con su gente. Los empresarios antiguos consideraban a su personal parte de la familia y mientras mejor les iba, más agradecidos estaban de ellos.

Pinocho los mal acostumbró. Con su declaración: 'hay que cuidar a los empresarios porque son los que dan trabajo', les dio la idea a fuerza que hasta hoy usan de bandera. Dar trabajo se convirtió en una weá heroica en sí misma, da lo mismo si pagas y tratas como las berenjenas a los 'elegidos'. Ahí, en ese ambiente de poder y de negocio sin límites, sin supervisión y por tanto sin castigo por excesos, se formó Cruzat, su gente y sus negocios. Se hicieron las grandes fortunas de hoy que extrañan el poder.

Hacer negocios sin poder es distinto, cuesta bastante más y por ello recurren por un lado a las artimañas y por el otro, a mantener el Estado reducido aportando lukas a sus candidatos a parlamentarios, apostando a que con poco personal supervisando será más difícil que llegue la rocha. Que los cachen. Y si los cachan, para eso le pagamos a los abogados. Que vean ellos.

Tanto es así que, a pesar de que cayó el primer weón preso metido en Pentagate, no pararon de hacer sus trucherías. Cayó el segundo y Hugo Bravo se puso a cantar a capella, y así y todo siguieron haciendo lo mismo. Todos los meses, sabiendo que se venía en cualquier momento la ley encima. Increíble… pa que vayan cachando no más…

Besotes y abrazos con movimiento pélvico riguroso y potente pa las más ricas.




Por favor, sus comentarios.
No use tildes ni la letra ñ. Gracias.

HTML Comment Box is loading comments...

Compartir en Facebook