Piramides de Egipto
Bookmark and Share

 
 
 
 


JORGE ABASOLO ARAVENA
PERIODISTA
jabasoloaravena@gmail.com
TEMAS DE ACTUALIDAD
Mayo de 2016


BUENOS AIRES: ENTRE LIBROS, JODA Y CORRUPCIÓN…

Desde el Hotel Viamonte, en pleno centro de Buenos Aires.


La llegada a Ezeiza esta vez me fue distinta.

La delincuencia -sumada a las estafas- llegó para instalarse y por los parlantes nos dan la bienvenida con una advertencia:

-For you own safety, do not contract services offered verbally.

O sea, hay que poner ojo, pestaña y ceja con los taxistas truchos… y con los punguistas en el centro.

La noticia de la semana -y tal vez del año- corre por cuenta de Lázaro Báez, el mafioso contratista favorito de los Kirchner, que salió más pillo que gato de feria.

De haber nacido antes y en Estados Unidos, Báez habría desplazado al mismísimo Al Capone, por ese cóctel de trampas, ardides y maulas de que es propietario. Es el símbolo del carerrajismo sudaca elevado a la máxima potencia.

En tan sólo cinco años aumentó su capital financiero en... ¡1.200 veces!

Sí, amigo lector… leyó bien: mil doscientas veces.

ENTREVISTAS EN VERTICE2000Buenos Aires no duerme, no descansa. La avenida Corrientes es la calle de las librerías y de la propaganda ostentosa…

Los terrenos de los cuales se apropió equivalen a 20 veces la extensión de la ciudad de Buenos Aires…

El fiscal Guillermo Marijuan allanó las casas de la familia del empresario símbolo de los Kirchner, descubriendo mansiones de lujo, autos "a todo cachete", 90 mil dólares en efectivo y hasta una estatua de bronce en honor a Néstor Kirchner, su "padrino", mecenas y padre putativo.

Lázaro Báez es todo un ejemplo de la maledicencia. Ya se parece al aloe vera. Mientras más lo investigan, más propiedades tiene.

A eso de las tres de la tarde me baja el hambre y me invitan al "Lahore Darbar", un restaurante pakistaní que queda en calle Rivadavia 7.317, en pleno barrio Flores. Entre otras cosas me sirven un sheek kebab (costilla de cordero) con unos aderezos que jamás había probado.

Gran restaurante, donde la hospitalidad fluye a raudales.

Por diez mil pesos chilenos comerá como rey.

Eso sí, no pida bajativo, pues hará el ridículo. Los pakistaníes no consumen alcohol. En subsidio, es legal tener cuatro esposas, las que suelen ser amigas entre sí.

¡Digno de Ripley!

ENTREVISTAS EN VERTICE2000En el Lahore Darbar, conversando con su propietario, un hindú tan hospitalario como simpático.

Arrancando del estrés y del tedio existencial me voy al Paseo de la Plaza, donde mi amigo el comediante Fernando Quintans, que la está rompiendo con su nuevo show. Desde luego aborda el tema de la corrupción en este zarandeado país. Y se dirige a los asistentes: -"Hay que reconocer que Argentina ocupa el quinto lugar entre los países más corruptos del mundo. Pero el gobierno acaba de poner cien mil dólares para que quedemos en el noveno lugar". Y lanza una carcajada estentórea, de esas que inundan la sala.

Quintans es flaco, desgarbado y más entretenido que un camarín de coristas.

No se lo pierdan cuando vengan. Por 90 pesos argentinos se van a reír harto y quedarán con cuerda por varios días.

En la 42° versión de la Feria del Libro me encuentro con Pilar Sordo. Me invita al lanzamiento de su nuevo best-seller y compruebo que la sala está llena. Grande Pilar. Cada libro suyo hace las delicias de la "piratería literaria".

Buenos Aires sigue siendo la ciudad de las sensaciones.

Debe ser por eso que la seriedad de los argentinos no pasa nunca más allá de las siete de la tarde. A esa hora se olfatea la juerga y se piensa en "la joda".

Buenos Aires sigue bipolar, ecléctica, jodida y dislocada… aunque siempre fascinante.

En un kiosko de calle Las Heras me detengo a revisar la cantidad de revistas internacionales que llegan. Me detengo en el Financial Times que califica a la ex presidenta Cristina K como "lunática populista".

En la Radio El Mundo me presentan a Néstor Gentillini, el más original y exagerado de los relatores deportivos en la Argentina. De rostro impávido, algo atrabiliario, le falta una mano y no mide más de un metro 55. Hasta Tolousse Lautrec lo encontraría defectuoso. Trabajó de barman durante un tiempo y por su baja estatura, me dicen que era experto en preparar "tragos cortos". Parece un personaje sacado de los viejos álbumes de Phineas Taylor Barnum, aquel empresario de El Museo de los Seres Increíbles, que luego dio paso al Circo Barnum. Es feo pero dueño de una simpatía que le envidiaría hasta nuestro criollo Condorito. Cuando Néstor se pone frente al micrófono en un estadio se transforma y saca un vozarrón de sargento de caballería que hechiza y entusiasma.

Es hincha de Racing y admite que su amor por el balompié le ha costado dos matrimonios.

Se hizo famoso cuando en 1984 la selección argentina jugaba un amistoso con Brasil. Entonces, el petiso Gentillini se puso frente al micrófono y profirió esta especie de arenga pelotera:

-"Hace su entrada al campo de juego la selección arrrrgeeeeenntinaa de futbol…encabezada por Diego Armando Maradona, el mejor jugador del mundo. Y en Argentina…uno de los mejores…"

Así es Néstor, enjundioso, de ritmo trepidante y capaz de convertir en ameno hasta un partido de ajedrez.

Al día siguiente regreso a la Feria del Libro, donde un vendedor me dice que Jodorowsky es el chileno que más se vende. Se le quiere, se le admira y se le respeta, lo que no deja de ser una proeza en un país que quiere, respeta y admira… solo a los argentinos.

Grande el Jodo…

Luego me voy al stand de Editorial Planeta, donde Valeria Schapira firma libros como si fuesen facturas de Soquimich. Con paciencia benedictina la espero y al final me saluda como si hubiésemos sido compinches de toda una vida. Bueno, la entrevisté en Chile una vez y aún lo recuerda. Al menos eso me dijo. Esta guionista de humor ahora ha lanzado un libro acerca de Internet y sus repercusiones en la relación hombre/mujer. Antes de comenzar la entrevista me dice:

-"Jorge, fijáte bien en una cosa: las parejas que nacen on line duran mucho más". Me quedo demudado pensando en Cristina, un amor platónico que todavía ronda en mi cabeza… y prometo contárselo algún día.

La entrevista la estoy digitando y será motivo de otro trabajo.

Picado en la curiosidad visito el stand de Cuba, y me inunda una pena enorme. Tienen y exhiben un solo libro. El libro de reclamos.

¡Pobre Cuba…! Una isla tan alegre y tan cautiva.

ENTREVISTAS EN VERTICE2000Conversando con Alberto Deluchi, sobreviviente del crucero Belgrano: "Con el primer torpedo, murieron 300 de mis comptariotas. Me salvé por milagro".

Con el vértigo a cuestas me dirijo al stand de Random House Mondadori. Un solitario escritor firma un par de libros. Me acerco y compruebo que se trata de Alberto Deluchi, sobreviviente del crucero "Belgrano", aquel que fue atacado por un submarino inglés en la mítica Guerra de las Malvinas. Nos vamos de cháchara y continuamos la conversación en un pub cercano a la Feria.

Lo que vivió este médico da para un reportaje aparte.

Al día siguiente, falto de sueño, me dirijo a la oficina de Domingo Cavallo, al lado de la Embajada de Canadá y a una cuadra de la Plaza Chile. La entrevista estaba pauteada y estrecho la mano a un Cavallo más gordo y más pelado, aunque siempre afable.

ENTREVISTAS EN VERTICE2000En entrevista con el ex ministro de Economía Domingo Cavallo.

Me dice que al gobierno de Macri hay que darle un año de gracia, pero que el ex presidente de Boca Juniors ha tenido el coraje de transparentar las cifras, y los resultados de su gestión debemos esperarlos durante el segundo semestre del año en curso. De hecho, el informe reciente del Fondo Monetario Internacional así lo pronostica…

La preocupación de Macri -me agrega Cavallo- consiste en promover las inversiones extranjeras, que con la era Kirchner estaban inertes.

Cavallo me cuenta del por qué se fue del gobierno de Menem. Me confiesa entretelones del ex marido de la Bolocco y concluyo que Carlitos Saúl es un tipo tan peligroso como piraña en un bidet.

El ex ministro de Economía maneja cifras y se tutea con los temas económicos.

Más adelante remata diciéndome: "A nuestros gobernantes no hay que pedirles explicaciones, sino soluciones".

El gobierno actual trabaja contra el tiempo y procura estimular la inversión foránea preferentemente con tasas de interés bajas.


RITMO ENDEMONIADO

Buenos Aires no duerme, no descansa. Su ritmo es trepidante.

Acá pasa de todo, y nada conforme a la lógica. Es lo que atrae, subyuga y la torna fascinante.

En los bares y cafés no se habla de otra cosa que de fútbol y política, pero lo segundo es patético para ellos. Se ven con menos futuro que el gobierno de la Nueva Mayoría en Chile.

Para mitigar sus penas cuentan con el fútbol… y tiene razones para alardear con el peloteo.

En cada bonaerense hay un técnico el balompié, un político emergente y un seductor en potencia.

La entrevista con Cavallo me exigió a fondo y necesito un descanso.

Entonces, el sábado me arranco a ver - ¡al fin!- el espectáculo Stand Up en "Liberarte" (Av. Corrientes 1.555). En dos ocasiones anteriores no había podido ver este café concert, montado con más talento que recursos. En la primera vez por olvidar mis lentes y en la segunda por haber discutido con un taxista, que acá es tan inútil como vacunar a los muertos del cementerio.

El espectáculo es más entretenido que un día de pago. Lo recomiendo a todo chileno que se de una vuelta por ese trocito de Europa incrustado en Sudamérica que es Buenos Aires.

Fernando Quintans y Joe López despliegan un humor contingente, ácido y costumbrista. En Chile, solo nuestro legendario Coco Legrand practica este tipo de lances desopilantes basados en la más cruel e irreverente realidad.

Acá no se trata de rendirle pleitesía al chiste ramplón de la lógica básica ni el humor decadente que no puede prescindir de los genitales para sonsacar una sonrisa.

Los muchachos de Stand Up que actúan en Liberarte conforman un grupo de tono mayor, con peso específico propio.

No están en la TV, lo que ya garantiza cierta calidad.

El monólogo de Joe López es ágil, de tono raudo que no da tregua.

Se ríe del arribismo en el arte y emplea un lenguaje directo, sin afeites para hincar sus garras denunciantes en la postura ficticia y la moda postiza que suele infestar el arte moderno.

Hay algo en él que uno tiende a relacionar con el mítico Enrique Pinti. Pero que conste que no es por remedo, sino por el tipo de humor mordaz y desprejuiciado que practica.

Tiene talento y debe llegar pronto a un lugar más cotizado del que ya ocupa.

Fernando Quintans lleva distinta aceleración y maneja otros códigos.

Con pinta de actor de galán de teleserie, capta a los presentes de inmediato y comienza a emprender el ritmo de sus monólogos a parejas con la reacción del público.

El tema de esa noche fue la manera en que los hombres vamos sufriendo el cruel y exasperante paso de los años. Es esa maldita edad en que todo nos duele. Y lo que no nos duele, no funciona.

Arranca carcajadas auténticas, porque su humor se nutre de la cotidianeidad.

Hay que seguirlo sin pestañear, porque cada palabra está bien puesta y el adjetivo da chispa y vida a cada uno de sus mensajes. Como diría el genio de Vicente Huidobro, "el adjetivo cuando no da vida, mata". Aplicable al monólogo de Fernando, desde luego.

Luego pasa revista a los Tenedores Libres, esos lugares abiertos donde uno se sirve lo que quiere. Claro está, le cobran como quieren, también.

En su texto hay pasta, originalidad y talento.


POLITICA

En el Café La Opera (Callao esquina Corrientes) me tomo un café con Alberto Sarramone, con quien me une una estrecha amistad. Alberto es un intelectual de fuste y acaba de sacar su último libro, que gira en torno a la figura del ex presidente Arturo Frondizi, de quien fue amigo personal. Me deja al día con toda la menudencia política, esa que no asoma su cara en los diarios y revistas. Amigo de Elisa Carrió, me confiesa que "la gorda" no llegará nunca a la Casa Rosada, aunque cuenta con un atributo insoslayable: es una mujer honesta, lo que en Argentina es tan difícil de encontrar como un huaso en la ópera.


AMIGA DEL ALMA

Paso a calle Ugarteche a entrevistar a María Esther Vázquez, un monumento al periodismo y la cultura de ese país. María Esther fue la mejor amiga de Jorge Luis Borges. Los unió una amistad tan estrecha que hasta el día de hoy la María Kodama dice que María Esther se frustró por no conseguir ser la amante de Borges.

Doña María Esther es una dama y prefiere no responder.

Las anécdotas que me contó de Jorge Luis dan para columna aparte.

Queda claro que ellas se llevan como el ventilador y la estufa.

Imposible visitar Buenos Aires sin comprar libros, que siguen baratos para nosotros. Menos que antes, pero baratos… aún.

Les recomiendo la calle Corrientes, y en especial las librerías Hernández, Lucas y Dickens.

Claro, estando acá no puede dejar de visitar "El Ateneo", la más grande de Sudamérica . El diario británico "The Guardian" la etiquetó como la segunda más bella del mundo, detrás de la alemana Boeckhandel Selexyz de Maastricht. Puede aquí encontrar unos 200 mil volúmenes. Alguno tendrá que gustarle. Cuando veo los libros de nuestro Alejandro Jodorowsky, saco mas pecho que un curco al revés.

Al Ateneo por algo le llaman el Edén libresco.

Me voy nostálgico de Buenos Aires.

Una ciudad demasiado grande, demasiado subyugante, demasiado culta y demasiado amistosa para andar a los tumbos.

En cada argentino hay un galán en ciernes, un jugador de fútbol frustrado y un quijote en comisión de servicios.

Llego al aeropuerto de Chile con dos horas de atraso.

Me recibe una gorda fea, fofa, atrabiliaria y exasperante llamada Tedio…




Por favor, sus comentarios.
No use tildes ni la letra ñ. Gracias.

HTML Comment Box is loading comments...
Compartir en Facebook