Piramides de Egipto
Bookmark and Share

 
 
 
 


JORGE ABASOLO ARAVENA
PERIODISTA
jabasoloaravena@gmail.com
TEMAS DE ACTUALIDAD
19 de Julio de 2014


Entrevista a: Facundo Manes

"LA INTELIGENCIA ES MUCHO MÁS QUE EL COEFICIENTE INTELECTUAL"

Vino a Chile a presentar el libro "Usar tu cerebro" éxito en ventas en la Argentina, fenómeno que promete repetirse en Chile.

Facundo Manes, el reconocido neurocientífico, que diagnosticó y trató con su equipo la colección subdural que padeció Cristina Kirchner el año pasado, vino a Chile junto a Mateo Niro. Ambos son los autores del libro "Usar tu cerebro" (Editorial Planeta) un verdadero vademécum en torno a un tema encandilante, y escrito sin el argot tan clásico de los expertos en la materia.

El cerebro humano tiene el tamaño de un melón pequeño y pesa alrededor de 1.400 gramos. Aunque constituye sólo el 3 por ciento del peso corporal total, consume alrededor del 17% de toda nuestra energía.

ENTREVISTAS EN VERTICE2000 De izquierda a derecha: Jorge Abasolo de Vertice2000 conversa con el neurólogo Facundo Manes: "La inteligencia social es tanto o más importante que la inteligencia analítica".

En los últimos veinte años se ha avanzado bastante, aunque el cerebro sigue siendo una incógnita. Todo indica que del año 2050 en adelante se descubrirán cuestiones insospechadas en torno al "motor" del ser humano. Lo más probable es que no estaré para encandilarme con esos adelantos.

Recientemente en una universidad de California introdujeron a varios voluntarios en un escáner cerebral y les hicieron probar dos vinos diferentes. Ambos eran Cabernet Sauvignon, pero uno costaba 90 dólares la botella, mientras que el otro costaba 5 dólares. Los participantes conocía el precio de cada vino antes de probarlo, y cuando les preguntaban cuál les había gustado más, la inmensa mayoría contestaba que el más caro. No se trataba sólo de un juicio racional a posteriori, el escáner cerebral confirmaba mayor actividad en la zona del placer cuando los voluntarios tomaban el vino caro. ¿Cuál era la cualidad del estudio? Que los científicos habían intercambiado las etiquetas de los vinos. Es decir, conocer el precio del vino lo condiciona a uno de manera subjetiva. ¿Hasta qué punto el cerebro -nuestras ideas- son preconcebidas o se dejan atrapar por los convencionalismo o eso llamado "qué dirán"?

"Usar tu cerebro" es un libro escrito por expertos en la materia. Facundo Manes es neurocientífico y Mateo Niro -entre otras cosas- es docente de semiología en la Universidad de Buenos Aires.

Insisto: se trata de un libro magnífico, atrayente y encandilante. Sus autores nos invitan a un viaje por un órgano único, insustituible y del que necesitamos saber un poco más, para entendernos mejor.

Manes es joven, dinámico y algo hiperkinético. Es el entrevistado ideal, pues le encanta hablar y domina el tema.
Aprovechémoslo…

- Hasta el año 1940 se creía que la inteligencia iba a parejas con el peso del cerebro, porque los alemanes habían diseccionado el cerebro de Otto von Bismarck, descubriendo que pesaba 1800 gramos. Más tarde, al diseccionar el cerebro de Einstein se constata que pesaba menos que el de una mujer. No está de más recordar que el peso promedio es de 1.400 gramos.

Luego, ¿Por qué sabemos tan poco del cerebro?


- Todo esto pasa porque todavía no sabemos definir lo que es la inteligencia. Luego, es difícil correlacionar la inteligencia con algún dato orgánico, porque la inteligencia es mucho más que el coeficiente intelectual, que es lo que se suele medir. El coeficiente intelectual mide algunos aspectos de la inteligencia, pero todavía la ciencia no ha podido dimensionar todos los aspectos y áreas de la inteligencia. He ahí el problema. Si no podemos medir desde el punto de vista la inteligencia, en toda su complejidad, no podemos correlacionarla con nada. Luego, los estudios que midan alguna estructura con la inteligencia siempre van a ser débiles e insuficientes, porque todavía no sabemos lo que es la inteligencia ni cómo medirla.

- Percibo que tenemos un concepto demasiado racional de la inteligencia. La persona que se desenvuelve bien en sociedad, en grupos, que tiene roce social, pareciera que no califica como inteligente. Y la destreza social es un tipo de inteligencia.

- ¡Por supuesto! Creo que no está catalogada como inteligente porque ello -te insisto- no se puede medir. La sociedad tiende a pensar que lo medible es más serio. La inteligencia social y emocional es tanto o más importante que la inteligencia analítica. Pero no se puede medir. Lo que se mide hoy es la inteligencia analítica. Pero, coincido con vos en que aún no podemos medir la inteligencia social y emocional, pero ya se intuye que son muy, pero muy importantes. Por ejemplo, los líderes tal vez no tengan tanta inteligencia analítica, pero fueron capaces de cambiar sus comunidades, soñaron países mejores y hasta enfrentaron con valentía ciertas situaciones y supieron llevar al grupo al lugar debido. No contaban con tanta inteligencia analítica, pero poseían inteligencia social, comprendiendo a cabalidad lo que los pueblos deseaban.


VIVA LA DIFERENCIA

Muchas veces nos hemos preguntado cuán distinto es el cerebro masculino del femenino. Sorprende que más del 90 por ciento del código genético masculino y femenino es exactamente el mismo. De 30 mil genes en el genoma humano, la variación entre los sexos es pequeña. Pero esas ligeras diferencias influyen en cada pequeña célula de nuestros cuerpos -desde los nervios que registran el placer y el dolor- hasta las neuronas que transmiten la percepción, los pensamientos, los sentimientos y las emociones.

Pero, volvamos con el doctor Manes…

- ¿Qué es la neuroplasticidad? ¿Es un concepto relativamente nuevo?

- A ver… en su discurso al recibir el premio Nobel, Santiago Ramón y Cajal señaló que las neuronas no se regeneraban, y por mucho tiempo eso pasó a ser una verdad indiscutible. Se creyó que las neuronas no se regeneraban. Pero más tarde, un investigador argentino llamado Fernando Nottebohm, trabajando en los Estados Unidos, probó que el repertorio de cantos de los canarios, que varían según la época del año, responde a los cambios que se van produciendo estacionalmente en distintas poblaciones celulares de su sistema nervioso. Y pudo comprobar que esto acontecía porque había regeneración de neuronas. Al menos, en los canarios.

Y hoy por hoy sabemos que ciertas áreas del cerebro -aún en la edad adulta- tienen regeneración de neuronas. Y la plasticidad es el cambio de la estructura del cerebro por la experiencia. El cerebro es dinámico… las conexiones son dinámicas y cambian por la experiencia.

- En tu libro señalas que el lóbulo frontal izquierdo es importante para el lenguaje. ¿Es teoría o constatación?

- Bueno… el lenguaje es un aspecto complejo del cerebro. De hecho, es una de las características que nos diferencia de otras especies. El cerebro trabaja en red. Pero en los diestros, es cierto que gran parte de la estructura del lenguaje es contra lateral. En los zurdos puede estar más dividido. Pero en los diestros hay una mayor preponderancia del lenguaje en el lado izquierdo que en el derecho.

- ¿Cuál es la importancia de Paul Broca en la neurociencia?

- En su época, el neurólogo francés Paul Broca hizo experimentos muy importantes, porque él estudio gente que había tenido algún tipo de accidente vascular, y estudió el cerebro post mortem. Y se dio cuenta de que las lesiones izquierdas se correlacionaban más con la afasia, es decir, con problemas del lenguaje. Y segundo, Broca se percató de que había lateralidad, porque ciertas lesiones en el lado izquierdo producían déficits en el lenguaje, pero esas mismas lesiones en el lado derecho no producían lesiones. Es decir, Broca fue uno de los pioneros en mostrar evidencias de que el cerebro tiene lateralidad en sus funciones.

- ¿Y ello está relacionado con la diasquisis?

- La diasquisis es el efecto remoto de una lesión. Muchas veces lesiones occipitales pueden causar síntomas frontales o viceversa. Y es que a veces las lesiones cerebrales tienen un efecto remoto. Es decir, se lesiona un área pero el efecto clínico repercute en otra área distinta, alejada de la lesión de origen.

- ¿Cuán cierta es la aseveración que señala que empleamos solamente el 10 por ciento del cerebro?

- Es falso. De ser así, al remover el 90 por ciento del cerebro no deberíamos observar cambios. Lo que sí es cierto es que la plasticidad de las conexiones nerviosas seguramente tiene un gran potencial que aún desconocemos…o no podemos aprovechar.




Por favor, sus comentarios.
No use tildes ni la letra ñ. Gracias.

HTML Comment Box is loading comments...
Compartir en Facebook