Piramides de Egipto
Bookmark and Share

 
 
 
 


JORGE ABASOLO ARAVENA
PERIODISTA
jabasoloaravena@gmail.com
TEMAS DE ACTUALIDAD
6 de Mayo de 2014


Entrevista a JOSEL CASAS

"ME ENCANTARÍA ESTAR EN EL FESTIVAL BROTES DE CHILE"

José Miguel Casas es un joven cantautor que vino a Chile con más condiciones que recursos materiales; y acicateado por ese pivote inasible llamado talento.

Jorge Abasolo de Vertice2000, junto al cantautor español Josel Casas: "Mis canciones tienen su propia atmósfera".

José Miguel Casas es un joven cantautor que vino a Chile con más condiciones que recursos materiales; y acicateado por ese pivote inasible llamado talento.

Ya cuenta con página web propia: www.joselcasas.com

Oriundo de la ciudad de Monzón (Huesca), que cuenta con 20 mil habitantes, al noreste peninsular español, cerca de la frontera francesa y colindante con Cataluña. Es una ciudad medieval preciosa, con un castillo que impresiona y de rica arquitectura. Monzón sirvió de reducto a los monjes templarios, que organizaban las Cruzadas.

Es la misma ciudad que vio nacer a Conchita Martínez, la gran tenista española que alguna vez ganara Wimbledon.

Viaja constantemente a Madrid para sus presentaciones.

Josel Casas recalca que su estilo de música es visual. Y añade que ello se deja entrever en que se trata de canciones que transmiten imágenes a la mente.

Pretende plasmar en sus canciones momentos álgidos y de intensa emoción, que pueden pasar por la dicha absoluta; y otras veces sumergirnos en la más honda de las tristezas. Son instantes que calan, que retuercen y nos cruzan en este caprichoso ascensor llamado existencia.

"Intento hacer canciones que tengan su propia atmósfera, su propio contenido", señala en medio de un cómodo departamento en pleno centro de la comuna de Providencia; y que sirvió para llevar a cabo esta entrevista.

- ¿Qué hacías antes de dedicarte al canto?

- Yo tenía un grupo de rock, llamado "Estigma". Las cosas empezaron a caminar bien allí, con este grupo… y al mismo tiempo estudiaba ingeniería forestal. Es decir, era una persona muy aplicada, era muy estudioso. Me recibí pero no ejercí, pues ya me había atrapado la música. El grupo se separó y yo empecé a hacer conciertos en solitario. Ahora llevo más de cuatrocientos conciertos realizados hasta la fecha. Todo eso desde Madrid y lo que es el norte, aunque al sur he ido menos. Pero he actuado mucho en la zona que comprende desde Asturias, Barcelona y hasta Valencia.

En Madrid he actuado mucho en un sitio que se llama "El Rincón del Arte Nuevo". Está cuajado de fotos de Joaquín Sabina, y es una salita muy bohemia, donde van escritores y cantautores.

- Tengo entendido que conoces a Joaquín Sabina…

- Así es.

- Me dicen que es más fácil hablar con Serrat que con Sabina…

- Así es. Serrat es un tipo más normal, más corriente. Sabina es más complicado. Frecuentemente está encerrado en su mundo y es poco accesible. No se conecta a las redes y no está pendiente del teléfono. Es una persona que vive aislada, pero creo que eso le ha reportado dividendos.

Hay una frase que repetía Leonardo Da Vinci, y que dice que el silencio es la fuerza de todo artista.

- Chesterton dice que los artistas son una bendición para los artistas; y una maldición para sus familias…

- (Se ríe) Muy cierto, muy cierto. La verdad es que mi familia ha sufrido las consecuencias de mi desafío. En mi caso, mi papá se dedicaba a trabajar en una empresa que hace obras públicas en África… y un poco por los profesores que allí había en el Consulado español, esa gente siempre le repetía a mi padre que su hijo tenía que estudiar. Y él (mi padre) abandonó África para que yo estudiara. Y debo decirte que fui buen alumno, siempre era el primero o el segundo de la clase.

Cuando mi padre me empezó a ver muy seguido con la guitarra y con unos amigos melenudos, bueno… eso no le hacía mucha gracia y se cagaba en la leche… de la risa.

- ¿Cómo llegas a Chile?

- La verdad es que todo ha sido un cúmulo de casualidades. Yo conocí en España a algunos chilenos que se han convertido en mis seguidores. Yo tenía muchos deseos de abrirme paso en Latinoamérica, de empezar a promocionarme aquí. Una de las cosas que me llamaba la atención y que en España es muy conocido es el Festival de la Canción de Viña del Mar. El concurso de canciones de Viña del Mar ha sido como el trampolín para muchos artistas españoles. Y obviamente la hospitalidad chilena que percibí en los chilenos en España también me empujó a conocer este país. Y dada mi amistad con el actor chileno Juan Pablo Sáez recalé en esta parte del planeta. A Juan Pablo le encantó mi música y así fue como apenas pude viajé a Chile.

- ¿La imagen que tenías de Chile coincide con la que ahora tienes?

- ¡Buena pregunta! Fíjate, te voy a decir la verdad. Me habían dicho que era como la Suiza de América, cosa que es cierto. Lo he verificado estando acá. Pero además, tiene ese toque latinoamericano tan propio y característico que le da una magia especial. Yo he hecho presentaciones en Rancagua y en Los Andes… y ahí ves los típicos barrios latinoamericanos, con casas bajitas, gente hospitalaria y directa. Y a mí, eso me gusta. Es un sabor latinoamericano que me acerca mucho. Por esos han sido muy acogedores conmigo.

Además, los edificios de acá de Santiago le dan un toque europeo. Son edificios muy altos y modernos. Eso ni siquiera abunda en España.

- ¿Qué te han contado del Festival Brotes de Chile, de Angol?

- Me han contado que se trata de un Festival muy importante y muy puro. Entiendo que se han presentado allí los mejores artistas chilenos y hasta internacionales, como Facundo Cabral (QEPD) . Por lo que me han dicho es un escaparate excepcional para quienes quieren internacionalizar su carrera. Desde luego, sería honor estar allí.




Por favor, sus comentarios.
No use tildes ni la letra ñ. Gracias.

HTML Comment Box is loading comments...
Compartir en Facebook