Piramides de Egipto
Bookmark and Share

 
 
 
 


JORGE ABASOLO ARAVENA
PERIODISTA
jabasoloaravena@gmail.com
TEMAS DE ACTUALIDAD
4 de Mayo de 2014


Entrevista a ALFREDO SILVA

"EL DEPRESIVO ESTÁ ENFERMO DE PASADO"

Furibundo partidario de la psicoterapia positiva, este cotizado psiquiatra argentino señala que podemos hablar de depresión cuando ese estado de ánimo se prolonga por dos meses.

Alfredo Silva junto a Jorge Abasolo de Vertice2000: "Gratitud y perdón son dos elementos básicos en la psicoterapia positiva".

La psicología positiva es una disciplina de la psicología que plantea que la salud emocional es algo más que la ausencia de enfermedad. En un principio, la psicología se centró especialmente en la psicopatología y en el dolor emocional, y en cómo encontrar los modos de evitarlo y superarlo, pero se olvidó de estudiar a aquellas personas que se sienten plenas, felices y realizadas, así como todas esas cualidades o características que hacen que una persona se sienta bien o los factores que hacen que valga la pena vivir la vida.

La psicología positiva se centra en el estudio de esas cualidades positivas y en cómo desarrollarlas, porque no solo ayudan a vivir una vida más satisfactoria, sino también a prevenir patologías que se producen cuando la vida está vacía o parece no tener sentido.

El médico psiquiatra Alfredo Silva se declara acérrimo partidario y practicante de la psicología positiva. Silva es también Magister en Psiconeurofarmacología (Universidad de Favaloro); médico de planta y Director del Centro de Prevención y Asistencia de Trastornos Bipolares, Área Programática en Hospital Psicoasistencial Interdisciplinario "Dr. José T. Borda".

Autor de libros como "Clínica del Espectro Bipolar" y "Uso controversial de antidepresivos en Depresión Bipolar", vino a Chile para hacerse presente en el Tercer Encuentro de Relaciones Saludables y Felicidad, realizado en el Parque Araucano, en la comuna de Las Condes.

Para quienes deseen profundizar en los temas que aborda y maneja, les dejamos su correo electrónico: acesilva@intramed.net

- Se ha dicho que el siglo XIX fue el siglo de la melancolía, el siglo XX fue el de la angustia y el siglo XXI será el de la depresión. ¿Es muy simplista verlo así?

- No sé si muy simplista, pero deja pocas posibilidades para ver otras opciones. Es cierto que las cifras de depresión a nivel mundial son altas, pero la mirada no debe enfocarse solamente al déficit.

Sería muy reduccionista plantearlo así, en los términos que tu señalas. Es muy tajante, muy estigmatizante.

- ¿Cuál es la diferencia entre depresión, bajoneo, estado de tristeza o una angustia transitoria?

- Partamos por dejar en claro que tristeza no es igual a depresión. Para hacer un diagnóstico de depresión tiene que haber determinada cantidad de síntomas. De nueve ítems que manejamos los psiquiatras, al menos cuatro de ellos tienen que estar presentes. De lo contrario, no hay depresión.

- ¿Un estado de tristeza de más allá de tres meses, puede desembocar en depresión?

- La depresión supone que la persona tiene que pasar un período determinado de prolongación de los síntomas depresivos. Y eso puede ser un mes y medio o dos meses. No más de eso.

- ¿Y eso rige también para la distimia, o falta de ánimo?

- No, La distimia sería alguien que tendría un temperamento básico medio triste, pero no por eso debe ser un depresivo. Hay tipos que son apagados, introvertidos, pero no por eso son depresivos.

- Usted hace hincapié en psicoterapia positiva, que tiene un nuevo enfoque para abordar la depresión. ¿En qué consiste ello?

- Es un método psicoterapéutico que tiene pocos años. Se fundó en 1998 y su padre fue el psicólogo Martin Seligman. Es una nueva mirada clínica. Por ejemplo, se le plantea al paciente (consultante) la posibilidad de tener un tratamiento con el pasado, con el presente y con el futuro. Con el pasado, esa persona debe tener actitud de perdón con personajes de esa etapa de su vida. Hasta recomendamos que esas personas escriban una carta de gratitud para aquellos seres que fueron importantes en sus vidas. Y esa carta no necesariamente debe ser entregada. Lo que queremos es que sea un trabajo interno, de sanación.

Por otro lado, perdonar es muy sanatorio, también. El depresivo tiene muchas cosas que no perdona y se siente muy adolorido por cosas que no le han dado.

Luego, podemos resumir: gratitud por lo que a uno le han dado; y perdón por lo que a uno no le han dado. Hay que adoptar una posición en la que el individuo se centre más en sí mismo, y no en el otro. Y es que el depresivo está enfermo de pasado. Vive instalado en su pasado. Hay que tomar conciencia del presente, de lo que se está haciendo. Hay que estar en el aquí y en el ahora.

- La psicoterapia positiva pone énfasis en la felicidad y el optimismo, cosa nada fácil…

- Claro. Esta psicoterapia obliga al paciente a no centrarse solamente en la situación patológica. Lo obliga a pensar en la gratitud y el perdón. Se le pregunta al paciente: ¿Cuáles son sus placeres del momento? ¿En qué siente placer? ¿Qué cosas le gusta comer? ¿Por qué pequeñas cosas de la vida está agradecido? Lo que hacemos nosotros los psiquiatras es ayudar a recuperar en nuestros pacientes o consultantes, aquello perdido. Incluso, incrementarlo.

- Usted pone hincapié en que cuando se trata a un consultante (paciente) hay que inculcarle en que por mal que se encuentre, tiene más de lo que le falta. Me parece fundamental para empezar a hacer subir la autoestima del consultante…

- Por eso mismo, porque la cultura en que vivimos es una cultura del sufrimiento. Por ejemplo: alguien que viene muy apesadumbrado por algo que le pasó. Es frecuente que el facultativo lo vea con algo de lástima, con una mirada de misericordia. Es muy distinto preguntarle a ese paciente: ¿Qué has aprendido con esto?

- ¿Esto se relaciona con un capítulo de su charla denominado fortalezas y virtudes?

- Claro. Lo que pasa es que el pronóstico de alguien que viene a la consulta no depende del diagnóstico, sino de las fortalezas que el cliente (paciente) puede tener.

- En su charla usted puso una frase de Eduardo Galeano que dice: "este mundo está embarazado de otro mundo". ¿A qué alude con ello?

- Lo que plantea Galeano es que está empezando a nacer un nuevo mundo que no es solamente este mundo contaminado y pleno de desgracias y de malestar.

Está asomando un germen en nuestra cultura, una nueva forma de pensar, más optimista. Todo cambio de paradigma, todo cambio cultural plantea que ha habido un agotamiento del paradigma anterior. Entonces, hay que estar con los ojos muy abiertos pare ver cosas que ya estaban, pero que ahora uno le da más énfasis o hincapié.




Por favor, sus comentarios.
No use tildes ni la letra ñ. Gracias.

HTML Comment Box is loading comments...
Compartir en Facebook