Piramides de Egipto
Bookmark and Share

 
 
 
 


JORGE ABASOLO ARAVENA
PERIODISTA
jabasoloaravena@gmail.com
TEMAS DE ACTUALIDAD
Agosto de 2013


Entrevista a
TIFFANY CALLIGARIS

"ESCRIBO PARA CREAR"

La promisoria escritora argentina vino a Chile a presentar "Lesath. Memorias de un engaño" en el marco de la Feria del Libro Juvenil.

¿En qué consiste la ciencia-ficción? Entre los estudiosos del género no se ha podido llegar a un consenso amplio sobre una definición formal, siendo éste un tema de gran controversia. En general se considera ciencia ficción a los cuentos o historias que giran en torno al impacto que producen los avances científicos, tecnológicos, sociales o culturales, presentes o futuros, sobre la sociedad o los individuos.

Su nombre deriva de una traducción demasiado literal del término en inglés, ya que la traducción apropiada siguiendo las reglas del castellano sería "ficción de/sobre la ciencia" o "ficción científica". Si bien muchos expertos opinan que debería utilizarse éste último, la costumbre está demasiado extendida y sólo muy pocos lo utilizan.

Tiffany Calligaris junto a nuestro medio: "Siempre quise dejar mi propia huella dentro del género de la ciencia ficción".

¿Y QUIEN ES ELLA?

Joven, buenamoza y recién egresada de Derecho.

Es Tiffany Calligaris, nacida en Buenos Aires, un día de 1988.

Desde muy niña se notó capturada por la literatura de fantasía y ciencia ficción. Ya a los 21 años, y luego de meses de pensar en el personaje de Adhara, resolvió escribir esta historia. Y así fue como nació el mundo de Lesath.

Actualmente, mientras termina sus estudios de Derecho, escribe la segunda parte de esta trilogía.

Nos recibe gentilmente en el Hotel Crown Plaza de Santiago, acompañada de Amelia Alvarez, su representante de Editorial Planeta en Buenos Aires.

De fácil facundia, no elude ningún tema y se explaya cuando la pregunta le activa su entusiasmo, cosa nada de difícil para una novel escritora que ha debutado con el pie derecho en el subyugante mundo de la literatura de ficción. En el colegio se sentía un poco como pájaro de otro corral, "ya que algunas de mis amigas sí leían, pero otras tenían inquietudes diferentes como, por ejemplo, pasárselo en un shopping… mientras yo me lo pasaba en casa viendo películas de ciencia ficción".

INVESTIGACION NWO Y EXPOLITICAFue el año pasado que Tiffany Calligaris se convirtió en un fenómeno literario en la Argentina al agotar los cinco mil ejemplares de su primera edición en apenas treinta días.

-Una mujer tan joven y dedicada en cuerpo y alma a la literatura de ciencia/ficción asoma como extraño. ¿De dónde arranca esta inquietud?
-De chica siempre me gustó mucho el género de fantasía. Leía todo tipo de libros de fantasía, así que creo que eso en algún momento me generó la gana de escribir acerca del tema. Mi papá también es amante de la ciencia ficción, de modo que un poco me lo inculcó la familia.

-¿En qué momento te asumes como escritora?
-Creo que me consideré contenta con mi forma de escribir cuando terminé el primer libro de Lesath. Siempre yo había hecho cuentos cortos o había empezado historias que nunca terminaba. Pero a los 21 años empecé "Memorias de un engaño" y fue el primer libro que terminé… y quedé contenta con la forma en que quedó. Creo que en ese momento me asumí como tal.

-¿Cuáles son tus referentes literarios?
-Sí, claro… J.K. Rowling me influenció mucho con el mundo mágico que creó. También me influyó "Harry Potter", que leí a los diez años y creo que logró que muchos chicos leyeran… chicos que antes como que estaban medio dejados o remolones para leer.

-¿Qué es Lesath, y por qué elegiste ese nombre para un lugar?
-Empecé a buscar en varias fuentes, entre muchos nombres nórdicos, en muchas leyendas célticas… pero ocurre que Lesath era el nombre de una estrella. Fui al Planetario y me metí en los registros de estrellas y constelaciones, y descubrí que Lesath era un nombre cortito y fácil de memorizar. Además, me sonaba muy lindo…

-El autor siempre se proyecta un tanto en los personajes que crea. ¿Cuánto de ti hay en Adhara, la protagonista de Lesath?
-Creo que compartimos cosas, pero creo que ella es más exagerada, o ve las cosas de manera diferente. Ella tiene una parte élfica… y yo no. Los rasgos que más compartimos es que ella tiene un gran amor por los caballos y por los animales. Y yo soy igual en ese aspecto.
Además, ambas somos tercas… (Se ríe)

-Marcel Proust decía que escribía para olvidar. Otros lo hacen para recordar. ¿Por qué y para qué escribe Tiffany Calligaris?
-Más que nada, mi razón para escribir es crear. Había leído tantos libros diferentes, que crean tantos mundos diferentes que quería crear algo propio y dejar mi huella dentro del género. Crear personajes que se suman a este mundo fantástico.

-Una vez que termines esta saga, ¿Piensas dar un vuelco literario? ¿Significa que explorarás otros ámbitos, fuera de la ciencia ficción?
-La verdad es que quería dar un cambio dentro del género de la fantasía y la ciencia ficción. Creo que no estoy lista para dejar el género todavía.

-¿Piensas compatibilizar el ejercicio de la abogacía con la literatura?
-Por ahora estoy con el tema literario a fondo. Tuve mi graduación hace poco… y creo que lo bueno es que esos estudios me han dado muchas herramientas para manejarme en mi profesión, sino también para manejarme con la Editorial, en temas de contratos y todo eso…

-Graham Greene decía que la infancia es la capital de todo escritor…
-Cierto. Mis primeros manuscritos no tenían nada que ver con la ciencia ficción. Eran canciones o poemas propios de adolescente en torno a un enamoramiento o algo relacionado con lo cotidiano y no tan fantasioso.

-¿Te temen los jóvenes de tu edad por dedicarte a algo inusual?
-Más o menos. Lo que suelen decirme es: "No pareces escritora".
Lo que pasa es que muchos tienen esta concepción de que los escritores son gente más grave o más seria. Eso es algo erróneo.
Muchos no me ven como escritora o como escritora y abogada. Piensan que uno es una persona muy estudiosa y que se pasa las horas encerrada y estudiando.




Por favor, sus comentarios.
No use tildes ni la letra ñ. Gracias.

HTML Comment Box is loading comments...
Compartir en Facebook