Piramides de Egipto
Bookmark and Share

loading
 
 
 
 
 
 
 
 


JORGE ABASOLO ARAVENA
PERIODISTA
jabasoloaravena@gmail.com
TEMAS DE ACTUALIDAD
Junio de 2013


Entevista a: Andrés Allamand
EN LO QUE COMPETE A LAS AFP, HAY QUE AUMENTAR LA COTIZACIÓN

El pre candidato presidencial se refiere a la bajada del pre candidato Golborne, a las correcciones que hay que hacer en las AFPs y a una propuesta de Michelle Bachelet, que considera simplemente absurda.

Entrevistas en Vertice2000De izquierda a derecha, Andres Allamand, precandidato presidencial y Jorge Abasolo de Vertice2000: "En el debate acerca del binominal, ha habido mucha hipocresía"..

Es uno de los pocos políticos que no requiere ser muy presentado, pues medio Chile lo conoce. El 30 de junio enfrenta -en una vaticinada reñida primaria- a otro duro de la centro derecha: Pablo Longueira.


TEMA SEMPITERNO

- Cada cierto tiempo aflora en la agenda política el tema del sistema binominal. ¿Cuándo se terminará este debate tan hipócrita?
- Es un tema que da para largo.
La Concertación ha presentado diversos proyectos de reforma al sistema electoral. Todos ellos han sido diferentes y todos han propuesto volver al sistema proporcional y todos han naufragado al interior... ¡De la propia Concertación! Esos proyectos ni siquiera han concitado el apoyo de los partidos que la integran. Y ni hablar de los propios parlamentarios oficialistas. De la boca para afuera, todos son partidarios de cambiar el sistema... siempre que sus distritos no sufran cambio alguno y ellos, de esta manera, puedan asegurar sus cupos.
Es cierto lo que usted dice. En este debate ha habido mucho de hipocresía.


GUERRA INTERNA Y EL MENTADO MODELO

- Jovino Novoa lo culpa a usted de haber pulverizado la pre candidatura de Goldborne…
- Nada más fuera de la verdad. En el momento en que se conocieron los entretelones, en virtud de los cuales la UDI resolvió reemplazar a su candidato, o pretender sindicarme a mí como el culpable, es simplemente un manejo comunicacional de libreto. Cuando uno tiene un problema hay que echarle la culpa a un tercero. ¿Qué tengo yo que ver con el fallo de la justicia? ¿Qué tengo que ver con la no declaración de inversiones en las Islas Vírgenes? ¡Absolutamente nada! Y conste que lo que dije no fue muy distinto a lo que dijeron los parlamentarios de la UDI: que si uno es candidato, tiene que responder por su trayectoria empresarial o política. Desafío a cualquiera que vea en mis palabras una descalificación personal. No la hay.

- Bachelet ha dicho que uno de los problemas del modelo económico es la concentración de poder y riqueza…
- Es muy curioso. Ella critica la concentración de poder y sus ofertas van en sentido contrario. Bachelet ha propuesto ahora una AFP estatal, cosa que no hizo en su gobierno, teniendo todos los medios para hacerlo. Pero ha dicho una cosa mucho peor. Dijo que lo que había que hacer era incorporar el tema de las AFP a los bancos. Y yo quiero advertir del tremendo error que eso significaría. Y es que por un lado de habla de concentración, pero la candidata Bachelet quiere que el sistema previsional lo manejen los bancos, al igual que las AFP. Esa sería una muy mala solución.

-¿Qué propone usted al respecto?
- Primero, hay que aumentar la cotización. Hoy por hoy la cotización es muy baja. Es de un 10 por ciento y debe llegar -a lo menos- a un 13 por ciento. El 3 % de diferencia lo deben aportar los empleadores. Segundo: tenemos que terminar con la sub cotización. Eso es lo que pasa hoy en día en el Estado. Hay gente que trabaja años a honorarios. Y eso significa que no le cotizan, que no tiene seguros de ninguna naturaleza, ni por enfermedades en el trabajo, significa que no tiene vacaciones. En consecuencia, allí hay un gravísimo problema. En tercer lugar: debe haber más competencia en el sistema. Por ejemplo, extendiendo las licitaciones. En cuarto lugar: incentivos directos para que la gente se mantenga trabajando y extienda su período de jubilación. Hoy por hoy no tienen ningún incentivo para hacerlo, y el Estado debiera contribuir a eso.
En síntesis, hay que mejorar -pero no reemplazar- el sistema de AFPs porque requiere de importantes correcciones.

- Asoma como absurdo que las AFPs cobren comisiones por administrar los fondos. ¿No debieran compartirse los riesgos? Es decir, si les va bien, que cobren. Pero si les va mal, que se compartan las pérdidas…
- Es un tema que hay que estudiar, porque no es tan sencillo el efecto que eso tendría. Pero déjeme decirle una cosa en la cual no tengo dudas: cuando se licitó la cartera de los nuevos afiliados, después de la última reforma previsional, se presentó una AFP que es la AFP Modelo. Y lo que ella cobra equivale a la mitad de lo que cobra el resto de la industria. Yo estoy preocupado porque hoy en día se están moviendo las personas dentro de las AFP, y me parece que ese es un derecho que los afiliados deben tener. Claro, estoy consciente que la autoridad tiene que cuidar, para que estos traslados no generen efectos adversos. Pero el principio básico es que debe existir competencia, y así como la gente debe poder cambiarse de ISAPRE, también debe poder cambiarse de AFP. O como lo he planteado yo -en el caso de las tarjetas de crédito- tiene que poder cambiarse y juntar sus deudas, sin ser prisionera ni en su tarjeta de crédito, ni de un banco, ni de una ISAPRE, ni de una AFP.


ALTA POPULARIDAD Y CONTRADICCIONES

- Para nadie es un misterio que Bachelet es un fenómeno político. No fue el mejor gobierno de la Concertación, pero sí el más popular. No ha hecho ella grandes ofertas al país y su popularidad parece seguir incólume. ¿Cómo explicar el fenómeno Bachelet?
- Para explicar este fenómeno, estoy con los que han acuñado el término de la "cariñocracia". Conforme a tal aproximación, el apoyo a Bachelet tiene que ver con las coordenadas más personales que políticas. Y no es que en su gobierno no haya habido problemas graves o que el país haya crecido menos… lo que ocurrió es que la gente no le endosaba responsabilidad a la presidenta y eso se debe a una estrategia de sus asesores de cómo involucrarla y no involucrarla en determinados problemas.

- Usted ha dicho que en materia económica, el de Bachelet fue un gobierno de contradicciones. Y pone como ejemplo la propia reforma previsional. ¿Por qué?
- Nadie puede dudar que la reforma previsional fue la piedra angular y la más importante ley de su gobierno. Dicha reforma creó un sistema de pensiones solidarias de vejez e invalidez, constituido por la pensión básica solidaria (PBS) y el aporte previsional solidario (APS) y hasta reforzó el Ministerio del Trabajo y Previsión Social.
Para sacar adelante una propuesta tan completa y robusta fue necesario suscribir un protocolo de acuerdo para desatar todos los nudos legislativos que hasta ese momento existían. Ese protocolo de acuerdo permitió algo inusual en el mundo: que el Congreso aprobara por unanimidad la reforma, en circunstancias que todo el mundo sabe que el ámbito laboral y previsional es el paraíso legislativo para derrochar demagogia y populismo.
Y acá viene lo digno de Ripley. El único aspecto en que no hubo unanimidad, y que se resolvió mediante la respectiva votación en el Senado y la Cámara de Diputados, fue si debía o no la industria bancaria ingresar al ámbito previsional. En otra demostración más de que la política es el reino de las paradojas, el gobierno y la Concertación remaban a favor de los bancos, mientras que la centro-derecha (oposición de entonces) estaba por rechazar tal ingreso. La votación la perdieron la industria bancaria y el gobierno.
O si usted quiere, el gobierno y la industria bancaria.
Por eso he dicho que el gobierno de Bachelet fue un gobierno de contradicciones.


GOBERNANDO CON PILOTO AUTOMATICO

- Para algunos analistas la debacle de la Concertación y la derrota de Frei Ruiz-Tagle ante Piñera, se produjo por administrar un modelo económico que nunca se tragaron. Lo fustigaron ácidamente durante el régimen militar. Por tanto, lo administraron con falta de convicción...
- Hay mucho de cierto en eso. En Chile, la economía social de mercado fue propuesta de modo pionero por el entonces Partido Nacional en su programa de gobierno que se llamó "La Nueva República". Este modelo económico fue impulsado primero por un pequeño grupo de políticos visionarios, entre los que destacó el entonces senador Pedro Ibañez Ojeda. Más tarde se incorporaron economistas de marca mayor dando a luz el documento conocido como "El Ladrillo", que contiene las bases conceptuales de la transformación económica chilena. Es un hecho de la causa que todos los dirigentes de la actual Concertación estuvieron inicialmente en contra de todas y cada una de las modernizaciones económicas impulsadas por el gobierno militar y que -salvo honrosas excepciones- a todos les resulta irritante que las mismas se hayan gestado precisamente durante ese gobierno.
Para algunos concertacionistas que han ocupado cargos en la administración, éste ha sido un pequeño drama. Durante veinte años tuvieron que administrar modernizaciones a las que siempre negaron todo mérito.




Por favor, sus comentarios y evaluación. Gracias.

 
Complete con lo indicado.

Seleccione su rating:           

 

 

characters left

Powered by Citricle

Compartir en Facebook