Piramides de Egipto
Bookmark and Share

loading
 
 
 
 
 
 
 
 


JORGE ABASOLO ARAVENA
PERIODISTA
jabasoloaravena@gmail.com
TEMAS DE ACTUALIDAD
Diciembre de 2012


Y DESPUÉS DE LA HAYA… ¿QUÉ?

Chile y Perú han esgrimido sus mejores argumentos en la Corte Internacional de La Haya. Perú empleó los epítetos más duros, como aquello de "distorsionar la historia" o "camuflar mapas".

No hay que alarmarse. Una Corte de esa estatura no se deja amilanar por lo altisonante del lenguaje empleado. Lo que valen son los argumentos y -despojándose de toda camiseta nacionalista- hasta el momento Chile está ganando. No por KO, aunque sí por decisión dividida.

¿Cuál es el meollo o argumento basal de Perú?

A través de Sir Michael Wood los cholitos sostienen que la primera declaración de Chile y Perú en lo tocante a límites marítimos se llevó a cabo en 1947, e insisten en que sólo se quería proteger las costas frente al aumento de la pesca y la caza de ballenas por parte de potencias extranjeras. Es decir, una vez más Perú refrenda la idea de que los tratados de 1952 y 1954 fueron solo tratados pesqueros. De ese argumento Perú se cuelga hasta la saciedad e insiste en que ahora hay que delimitar las áreas fronterizas, aún pendientes.

La tesis de Chile se reafirma al haber un tercero que da la razón a Chile.

Me parece el argumento de mayor peso específico.

La línea argumental de Chile se ha ido por ese carril, recordando los tratados de 1952 y 1954. El abogado representante de los intereses chilenos afirmó que esos pactos fueron inscritos en 1973 de manera conjunta por Perú, Chile…y Ecuador ante la ONU, en la sección "tratados".

La paradoja es que ahora Perú pretende desconocer lo que firmó y co-inscribió el año 1973.

Punto para Chile.

Es más. Los tratados de 1952 y 1954 fueron firmados por Chile, Perú y Ecuador. Este último país presentó en las Naciones Unidas una carta náutica con paralelo como límite. ¿Por qué Perú no reclamó al instante?

Punto para Chile.

Pero, precisemos más aún.

El tratado de 1952 fue firmado un día 18 de agosto en la ciudad de Santiago, que sirvió como sede de tan magno evento. Chile, Perú y Ecuador estamparon su firma y sellaron la reunión con una cena de gala y amistad.

Pues bien, ahora Perú argumenta que esos límites fueron solamente pesqueros.

¿Fue así realmente?

Como amante de la historia me sumergí a leer y analizar el mentado pacto.

Ocurre que en el punto IV, la declaración establece que "en el caso de territorio insular, la zona de 200 millas marinas se aplicará en todo el contorno de la isla o grupo de islas".

En el punto II del citado tratado se afirma que "los gobiernos de Chile, Ecuador y Perú proclaman como norma de su política internacional marítima la soberanía y jurisdicción exclusivas que a cada uno de ellos corresponde sobre el mar que baña las costas de sus respectivos países, hasta una distancia mínima de 200 millas marinas desde las referidas costas".

Si todo esto no bastare, Chile durante más de cincuenta años ha ejercido soberanía marítima en la zona impugnada por Perú, como en el control de tráfico marítimo o aéreo.

Durante todo ese tiempo, Perú jamás fustigó a Chile ni ante la OEA o algún tribunal internacional que Chile estaba sobrevolando una zona que "no le correspondía".

Creo que los argumentos están de parte de Chile.

Pero, es la Corte de La Haya la que ahora tiene la palabra…




Por favor, sus comentarios y evaluación. Gracias.

 
Complete con lo indicado.

Seleccione su rating:           

 

 

characters left

Powered by Citricle

Compartir en Facebook