Piramides de Egipto
Bookmark and Share

loading
 
 
 
 
 
 
 
 


JORGE ABASOLO ARAVENA
PERIODISTA
jabasoloaravena@gmail.com
TEMAS DE ACTUALIDAD
Agosto de 2012


Entrevista

AUGUSTO VARAS
"HAY INTERESES CREADOS EN TODOS LOS PARTIDOS POLÍTICOS"

Autor del lúcido ensayo 'La democracia frente al poder' (Editorial Catalonia) disecciona con rigor litúrgico la gestión política de los veinte años de gobierno de la Concertación, analizando sus logros, yerros y omisiones.

El libro de Varas es un análisis prolijo, desde la perspectiva del poder, a las dos décadas de gobiernos concertacionistas.


EL CONFLICTO es el problema básico de la política. A pesar de todos los intentos por olvidarlo, o de eclipsarlo, y de hacer creer que la política se reduce a educación y administración, la verdad histórica nos demuestra lo contrario. Hay política porque hay enfrentamiento entre grupos sociales y en el interior de las propias alianzas. Hay política desde que Caín, el agricultor, mató a Abel, el pastor. Política hubo en la muerte de Sócrates y el mismísimo Calvario fue precedido por un intrincado juicio político.

En los tiempos que corren, la política muchas veces es sinónimo de lo posible, de lo pragmático. Hablamos de la política real, no de aquella que se lee y se escribe. La que se vive y practica día a día, en verdad tiene poco que ver con las ideas, los programas o los valores. Muchas veces está preñada casi exclusivamente de maniobras, intrigas, pactos, mucho cálculo y toda clase de malabares. Y es que al político profesional lo que lo moviliza e incita es el Poder, llegar a él, quedarse en él o volver a ocuparlo cuanto antes.

Precisamente, "La Democracia frente al Poder" (Editorial Catalonia, 406 páginas) se inicia con un capítulo destinado al Poder.

-"El poder puede ser definido como la capacidad -individual o grupal- de definir situaciones, esto es, de acuerdo a Bertrand Russell, la capacidad de producir efectos deseados, o como otros teóricos lo han definido, la capacidad de hacer una diferencia…"

En el caso chileno, todo esto ocurre en un escenario bastante presidencialista, donde el Jefe de Estado se puede dar el lujo de decir como el estadounidense Harry Truman: "Yo soy el que, al final, reparte el juego".

Entre nosotros, un político ajeno a todo afán epicúreo en el ejercicio del poder, Bernardo Leighton, sostenía que el sillón presidencial era el lugar donde "la pelotita no da más bote". En fin, son expresiones de un apotegma que da cuenta de las responsabilidades del mando superior de un país.

"La Democracia en el Poder" (Ed. Catalonia) es un ensayo exhaustivo, en donde se destaca que el núcleo central de la propuesta concertacionista era desarrollar una democracia inclusiva, apoyada por un amplio arco social capaz de desconcentrar y descentralizar el poder.

Escrito por el sociólogo Augusto Varas, cuenta con la colaboración de Isabel Castillo, Pamela Díaz-Romero e Iván Jaksic.


GARANTIA DE VERSACION Y EXCELENCIA

Augusto Varas Fernández es doctor en Sociología, Washington University (St. Louis). Además, ha sido Director del Area de Relaciones Internacionales y Militares en FLACSO-Chile. También ha sido Asesor del Ministerio Secretaría General de la Presidencia (1990-1992). Representante de la Fundación Ford en la Región Andina y el Cono Sur y profesor en las universidades de Duke, California (San Diego), North Carolina (Chapel Hill), Wisconsin (Madison) e Instituto Universitario Ortega y Gasset (Madrid).

En la actualidad es co vicepresidente del Advisory Council del Programa Latinoamericano del Woodrow Wilson International Center for Scholars y Presidente del Directorio de Fundación "Equitas", ubicado en pleno corazón de la comuna de Las Condes, donde se llevó a cabo esta entrevista.

Entrevistas en Vertice2000Augusto Varas: "La relación dinero/política es un área muy oscura"


-¿Qué opina de la clase política chilena? Un ex senador me decía que echa de menos calidad en el debate…
-Yo diría que es variada. Tampoco hay que idealizar a los políticos del pasado. En la actualidad, tanto en la Alianza como en la Concertación hay gente con vocación de servicio público y que lo hacen muy bien.

-En lo tocante al tema del poder, usted señala en su libro que en Chile hay una alta concentración y centralización del poder. ¿Me puede dar un ejemplo?
-La capacidad de iniciativa y legislativa del Ejecutivo es fundamental. No hay proyecto que pueda presentarse en el Parlamento si no cuenta con el apoyo del Ejecutivo. De partida, no hay ninguna actividad legislativa que involucre algún tipo de recurso público que pueda ser presentada sin el patrocinio del Ejecutivo. Entonces, el rango de actividades posibles de los partidos políticos es muy baja.

-¿Se debe avanzar en el fortalecimiento del Sistema de Alta Dirección Pública? Por ejemplo, restringiendo las facultades de la autoridad de turno de declarar desierto un concurso…
-Efectivamente, la idea original del Sistema de Alta Dirección Pública era precisamente independizar el nombramiento de los altos ejecutivos del Estado de las presiones políticas. Con esto se intentaba tener un sector técnico y profesionalizado al servicio del Estado. Pero con este recurso que tienen los gobiernos de declarar desierto los concursos, finalmente terminan poniendo a la gente de su propia orientación política. Y eso ha llegado a límites cada vez más extremos.

-¿Existe en Chile un buen proyecto de ley de lobby? Se lo pregunto porque el diputado Enrique Accorsi (PPD) señaló hace poco que las empresas tabacaleras estaban presionando demasiado en el financiamiento de las campañas.

-Partamos por aclarar que aún no hay ley de lobby. Lo que hay es una discusión en torno al tema, para lo cual se ha invitado a distintos personeros para reunir antecedentes. Tanto así que Enrique Correa, dueño de ImaginAcción fue, dio su opinión y ha sido bastante proactivo en esa materia.

No así otros ejecutivos como el caso de Tironi&Asociados, que se ha restado a la discusión. Pero, en general no existe una ley de lobby…y es una cosa que se necesita con urgencia, porque justamente los grandes intereses económicos presionan siempre sobre las decisiones políticas. Y para eso es necesario tener un registro. Por ejemplo, el proyecto de ley de lobby establece la obligación de llevar un registro de las conversaciones e intercambios que los parlamentarios tendrían con representantes de distintos grupos económicos o empresas. O sea, el día, hora y temas tratados para que la ciudadanía se entere cual es la interacción que existe entre los intereses privados y los intereses públicos.

-Chile ha avanzado mucho en materia de modernización legislativa. Sin embargo, hay vacíos preocupantes en lo atingente a materias como el gasto electoral. Por ejemplo, en el Chile de hoy las empresas pueden financiar las campañas y los partidos políticos de manera "reservada". Es decir, sin que la ciudadanía conozca como se financian sus representantes. ¿Cómo se explica esto en un país que ha logrado leyes modernas en otros ámbitos?
-En el financiamiento de la actividad política, efectivamente yo cito en mi libro una información del diario La Segunda. Allí se muestra el nivel de financiamiento que tienen los partidos políticos en Chile. En el caso específico de la UDI el gráfico es muy elocuente. La UDI cuenta con casi el doble de la totalidad de los recursos de todos los otros partidos juntos. Es decir, la capacidad de generar campañas y tener acceso al electorado ex demasiado desigual. Ahora, ¿por qué no hay una ley de financiamiento a los partidos?

Justamente por eso. Difícilmente el partido que maneja los mayores recursos va a estar dispuesto a limitarse. Esa es la piedra de tope. Tanto es así, que por estos días ha aparecido en la prensa una propuesta de la senadora Soledad Alvear. Ella propone limitar y sancionar la entrega de "regalos" de los distintos partidos a sus potenciales electores.

Todo lo que es la relación dinero/política es un área muy oscura…muy gris, y que requiere ser analizada y transparentada en forma y radical.

Entrevistas en Vertice2000Jorge Abasolo de Vertice2000 junto a Augusto Varas: "Lo que no garantiza el sistema binominal es que haya una competencia efectiva"


INTERESES CREADOS

-En este tema, ¿la Concertación está totalmente de acuerdo en legislar? ¿La culpa sería de la UDI al no querer tocar un aspecto tan sensible?
-Yo creo que hay intereses creados en todos los sectores. Claro, en unos sectores más que en otros. Yo estimo que cada vez más la cohesión interna de la Alianza y de la Concertación se ha ido desfigurando…y creo que es parte de la crisis. Pero en cuanto a los intereses creados, por la información que es pública, están más concentrados en la Alianza, especialmente en la UDI. También hay sectores económicos poderosos dentro de la democracia cristiana y otros partidos, claro.

-Una dificultad para resolver el tema de los gastos en materia electoral, es la escasa capacidad fiscalizadora del Servicio Electoral (Servel)…
-Lo que pasa es que el Servel tiene que atenerse a la ley. Mientras no haya leyes que regulen de forma adecuada la relación dinero/política, poco es lo que puede hacer el Servel. El Servicio Electoral no tiene una función fiscalizadora. El Parlamento no le ha entregado esa función.

-¿Por qué el Congreso no ha entregado este tipo de facultades?
-No lo sé. Lo que sí sé es que hay varios proyectos -y lo menciono en el libro- que están en el freezer, en relación a todo lo que es el vínculo entre política y dinero. Me refiero al financiamiento de los partidos, financiamiento de campañas, gastos de los parlamentarios, etcétera.


UN TEMA ETERNO

-Un tema polémico y permanente es lo relacionado con el sistema binominal. Hasta se ha llegado a decir que el sistema binominal impide que se legisle mejor. ¿Quién garantiza que a mayor cantidad de parlamentarios, mejor legislación?
-Lo que no garantiza el binominal es que haya una competencia efectiva, porque lo que sucede en la actualidad es que la competencia se da al interior de las listas; y no entre las listas. Es decir, los partidos tienen asegurado un parlamentario, a lo menos.

Al margen de eso, lo que sucede es que si con el 33% usted tiene asegurado un sitio en el Congreso -Senado o Cámara de Diputados- el nivel de responsabilidad que usted asume ante el electorado, es muy bajo. En el fondo no es el electorado el que decide quien va a ser el diputado o senador, sino que es la dirección de cada partido político. Eso fue lo que pasó con la crisis con el ex senador Ominami. Ya se sabía que el PS no lo iba a repostular por la Quinta Región.

Finalmente es la burocracia partidaria a la que responden los parlamentarios, y esa burocracia partidaria es la que maneja los recursos. Por ejemplo, se dice que el senador Carlos Larraín tiene una cartera bastante abultada para apoyar a los candidatos de su sector. Y eso sucede en Renovación Nacional, en la UDI, en el Partido Socialista, en el PPD, en todos. Luego, ¿cómo puede influir el elector para tener al diputado o senador de su preferencia, cuando la decisión ha sido arrebatada por las burocracias partidarias? Creo que el problema de fondo es esa falta de vínculo que hay entre el elector y el elegido.

-Antaño, con un sistema proporcional, también la decisión de designar a los candidatos recaía en unos pocos, en las cúpulas partidistas…
-Es que no es lo mismo contar con un candidato, a contar con cinco o seis.

Al contar con más nombres la actividad de los candidatos para ganar el voto del elector va a ser mucho mayor. Por lo tanto, la responsabilidad y capacidad de respuesta que tenga para su reelección, también va a ser mayor. En la actualidad, ¿qué incentivo tiene un diputado que sabe que con un 33% va a ganar?

-Y en Gran Bretaña hay un sistema uninominal. Ahora, en esto de cambiar el sistema binominal hay mucho de superchería. Para nadie es un misterio que lo que interesa también a los partidos es aumentar la cantidad de parlamentarios. Un mayor número de congresales, garantiza una mayor calidad de legislación?
-Depende si el número de parlamentarios se aumenta por circunscripción y no se crean nuevas circunscripciones. Lo que pasa es que si se crean nuevas circunscripciones y seguimos con el sistema binominal, quedamos en lo mismo. Lo importante es que aumente la competencia.

Ahora, en el caso de Gran Bretaña que usted menciona, con el sistema uninominal, bueno…ahí el riesgo es bastante grande. Es mucho más grande que en un sistema proporcional, porque se juega al todo o nada. Ese sistema exige mucho más al parlamentario para responderle a su electorado.

Yo diría que el sistema ideal es aquel en que el elector tenga una capacidad de control, de accountability como se llama ahora, clon respecto a su elegido. En Chile estamos muy lejos de una cosa así.




Por favor, sus comentarios y evaluación. Gracias.

 
Complete con lo indicado.

Seleccione su rating:           

 

 

characters left

Powered by Citricle

Compartir en Facebook