Piramides de Egipto
Bookmark and Share

loading
 
 
 
 
 
 
 
 


JORGE ABASOLO ARAVENA
PERIODISTA
jabasoloaravena@gmail.com
TEMAS DE ACTUALIDAD
Julio de 2012


Entrevista

Francisca Espinoza
EL DÉFICIT ATENCIONAL SE CONFUNDE CON LA DEPRESIÓN

Para esta joven y talentosa psicóloga, la depresión en niños se presenta de modo muy distinto al de los adultos

Entrevistas en Vertice2000 Aunque el tema se sigue estudiando con rigor litúrgico, no existe un factor único para que un niño presente este trastorno de comportamiento.
Hasta hoy las causas son atribuibles a diversos motivos y van desde inmadurez neurológica y desequilibrios químicos en el sistema nervioso central, hasta asfixia en el alumbramiento, partos prematuros o causas hereditarias. Pero igual de importantes son los factores ambientales, como una dinámica familiar alterada.

Una de las posibles causas mas aceptadas sería la presencia de un desorden fisiológico a nivel de unos neurotransmisores llamados catecolaminas, todo esto a nivel del sistema nervioso central. Se esta estudiando al mismo tiempo los efectos que pueden causar en el comportamiento los altos niveles de plomo, los traumas y la ingesta de determinados alimentos. Se cita además que el TDA también puede ser causado por factores sociales o ambientales (deprivación), o una enseñanza deficiente.

Para desmenuzar el tema, conversamos con la psicóloga Francisca Espinoza. Parte de sus estudios primarios los realizó en Estados Unidos, llegando a Chile a la edad de 11 años. Una vez egresada del Instituto Inglés, entra a estudiar psicología a la Universidad Andrés Bello, aunque termina sus estudios en la Universidad de las Américas. Más tarde hace un post título en psicología clínica. Casada (un hijo) en sus tiempos libres pinta sobre madera y en cuanto a música se reconoce "infantil" y admiradora de Shakira y Madonna. Todo esto lo combina con su afición por los caballos. "Tuve caballos durante mucho tiempo y solía perderme en los cerros, aunque ahora estoy restringida por mis hernias".

-Partamos por lo básico, ¿en qué consiste el déficit atencional?
-De partida, hoy por hoy el déficit atencional es un trastorno que se puede presentar con hiperactividad o sin hiperactividad. Tiene distintos síntomas y consecuencias sobre la base del trastorno, como por ejemplo, baja atención y escasa capacidad de concentración. Si viene acompañado de la hiperactividad, entonces tenemos una inquietud motora excesiva, en donde el niño presenta una incapacidad de control de impulsos y de poder mantenerse sentado o pendiente y concentrado en una misma tarea. O sea, vive salpicando, por aquí y por allá.

-¿Por qué el déficit atencional se confunde con la angustia o con la propia depresión?
-Cierto. Lo que pasa es que el diagnóstico diferencial del déficit atencional con la sintomatología depresiva ansiosa, tienen un hilo muy fino. Vale decir, hay trastornos como los trastornos del ánimo, o sea, una depresión mayor, que también generan una baja de atención y concentración. Por lo tanto, muchas veces dentro de una sala de clases, los profesores tienden a decir y confundir un déficit atencional con los trastornos del ánimo.
Además, la depresión en niños es absolutamente distinta a cómo se presenta en nosotros los adultos. Genera sintomatología de tipo reactiva. Vale decir, el niño se pone más irritable, más sensible y hasta más inquieto. Por ello se tiende a confundir un trastorno del ánimo con un déficit atencional.

-Muchos profesores envían a algunos alumnos con mucha facilidad al psicólogo. A su vez, muchos psicólogos recetan Ritalin en forma sobredimensionada, abusiva. ¿Notas cierta facilidad de algunos colegas tuyos para recetar Ritalin?
-(MEDITA) Yo creo que sí. Ahora, más allá de tratar de culparlos, hay que tratar de comprender. Lo que ocurre es que llegan los padres en un estado de desesperación, porque ya el colegio no está generando las herramientas o no se está haciendo cargo de las dificultades del niño. Ya eso hay que agregar que existen ciertos profesores que lo que quieren es tener momias dentro de la sala de clase. Quieren niños estáticos y que rindan al ciento por ciento… sin tomar en cuenta cómo es el funcionamiento desde el hogar.
Entonces, hay un desconocimiento, en general, de lo que es el déficit atencional, lo que hace que esté muy sobre diagnosticado hoy en día. Por esto mismo, porque ven un niño que está un poco más inquieto, un poco mas distraído… inmediatamente se opta por lo más fácil: decidir que lo lleven a un especialista, que le den un medicamento, porque es lo más rápido y el camino más cómodo. Con esto se evitan la espera que involucra un proceso.
Ahora, si no tenemos un déficit atencional a la base y lo que sí tenemos es un trastorno del ánimo, el medicamento no sirve. Tal vez le sirva en algo para la concentración, pero los procesos que el niño está viviendo no están siendo solucionados, y la sintomatología aumenta. Luego, a largo plazo tenemos problemas de autoestima y bajas habilidades sociales, que son las consecuencias de un diagnóstico mal hecho.

-¿Qué porcentaje de quienes padecen de déficit atencional, lo son por un componente genético?
-El déficit atencional es altamente hereditario. Lo primero que uno hace cuando el paciente llega a la consulta es preguntar si ha habido antecedentes en la primera línea, es decir, en los padres. Luego, en los abuelos y hermanos.
La mayor dificultad es que la mayoría le dice a uno "quizás yo lo tenía, pero nunca fui diagnosticado". Y es que antes esto no se conocía. Entonces, uno por allí empieza a trazar líneas conforme a la historia de vida de la persona que tuvo este trastorno. Pero, en realidad hoy en día uno tiene que focalizarse en ver cómo lo soluciona y trabajar directamente con el niño o adolescente.

-Entiendo que hoy por hoy, entre un 5 y un 10 por ciento de la población infanto/juvenil padece de DA (défict atencional) ¿Coincide esto con los datos que tu manejas?
-Efectivamente. Yo te podría decir que acá a mi consulta, llega a consultar un 90 por ciento. Pero con el diagnóstico preciso no se va más de un 10 por ciento.

-¿Es cierto que el déficit atencional se da más en los hombres que en las mujeres? Entiendo que de cada cuatro pacientes que padecen de DA, tres son varones…
-Exactamente. De hecho, cuando llega a consultar una niña, yo de inmediato tiendo a pensar que hay un trastorno emocional. Es decir, te puedo decir que el noventa por ciento de mis pacientes son varones y el otro diez por ciento -que son mujeres- no padecen todas de déficit atencional.

-¿Cuál sería la causa?
-Pienso que se trata netamente de un tema hereditario. Biológicamente eso hoy no se ha podido explicar, pero los estudios demuestran que el DA se da mucho más en hombres que en mujeres.

-¿Intuyes alguna razón?
-Tal vez podría ser la impulsividad. Desde lo básico y desde la sexualidad, el hombre está como hecho un poco para la expulsión, y no para la retención. Entonces, yo tiendo a pensar que ya viene prestablecido de que el hombre es más impulsivo en sus actos. Luego, no tomaría tanto la emoción como la mujer. Entonces, sus dificultades tienden a ser un poco más reactivas que las de la mujer, que se trabaja más desde la emoción.




Por favor, sus comentarios y evaluación. Gracias.

 
Complete con lo indicado.

Seleccione su rating:           

 

 

characters left

Powered by Citricle

Compartir en Facebook