Piramides de Egipto
Bookmark and Share



 
 
 
 


JORGE ABASOLO ARAVENA
PERIODISTA
jabasoloaravena@gmail.com
TEMAS DE ACTUALIDAD
Septiembre de 2011


Entrevista a André Thorun
"NUESTRA MÚSICA ES DE VIVENCIAS"

Alma, mentor y guía de la Banda Marzipan Devil se refiere a su original modo de "forjar la música"

Entrevistas en Vertice2000André Thorun, vocalista de Marzipan Devil: "Nuestra música tiene mucho que ver con el tiempo"

Cuesta creer que en Chile exista un grupo de tanta calidad y tan poco conocido.

Casualmente llegó a mi poder un CD de la Banda "Marzipan Devil". Confieso que al oírla me costó asimilar que se trataba de un grupo chileno, aunque dirigido con el rigor casi litúrgico de un alemán en permanente estado de vigilia y creatividad. De esos que se entusiasman con poco y a quien le basta la vida para vibrar y componer cientos de canciones.

Le hice escuchar el CD a un amigo -músico profesional- para que ratificara o rectificara mi opinión.

Me espetó que la Banda era de un sonido escasamente logrado en nuestro país.

No soy melómano pero la intuición no me falló.


UN POCO DE HISTORIA

André Thorun es oriundo de Alemania;y llega a Chile en 1980 junto a sus padres.

Por entonces, André tenía 12 años de edad y ya vibraba con todo lo que fuese música, aunque aún estaba lejos de definir algún estilo.

"Siempre me interesó la música y en Chile hasta llegué a ser manager de grupos y solista. La idea era estar al lado de lo que hace música".

Más tarde llegó a sacar una revista metalera, aunque aún no se atrevía a hacer música propia.

Considera que la música le viene en cierta medida por razones genéticas. Su madre es muy artista, aunque inclinada hacia todo lo que tenga anclaje con la pintura. Su padre es un melómano empedernido, por lo que el joven André se crió escuchando a Haydn y Beethoveen, entre otros.

En la actualidad André reside en Talca, otro de los integrantes vive en Combarbalá y la bajista -Natalie- vive en Santiago.

Naturalmente que a un grupo tan disperso se le hace difícil coordinar los ensayos, lo que constituye un desafío a la hora de preparar sus próximas tocatas el verano próximo. Deben estrujar cada minuto del tiempo que logran permanecer juntos.

Con intervalos en una carrera breve y salpicada de baches, la banda se ha dado maña patra contar con su propia página web: www.marzipandevil.com

-Como compositor prolífico, habrá alguna canción predilecta…
-La verdad es que todas mis letras me gustan. Pero recomiendo una muy positiva titulada "Good morning miss sunshine" que es una oda al amor de pareja con hijos. La pueden oír y leer en nuestra página web: wwwmarzipandevil.com

-Ha habido cambio en los integrantes, ¿verdad?
-Así es. Los cambios vinieron luego de la grabación de nuestro primer CD "Marzipan Devil". Hoy -aparte de mi- los integrantes son Cote Cruzat, en guitarra;Juancho Mendoza, en batería;Felipe Abrigo, en guitarra y teclados y Natalie Santibañez, en bajo.

En Talca, Thorun no pierde su tiempo y así es como desde hace poco más de un mes trabaja temas con el nuevo guitarrista del grupo urdiendo nuevas canciones. Thorun quiere que la banda está muy afiatada para enfrentar las cantatas del próximo verano.

En la actualidad el líder del grupo se encuentra engolfado en escribir, componer, cantar, pintar y pintar. Pinto cuadros y hago mis exclusivas corbatas… y eso tu lo sabes porque me compraste una. (Sonríe).

El resto del tiempo soy nana, cocinero, jardinero, microempresario, padre de familia y…buen esposo, creo… ja ja ja.

-¿Qué es para ti la composición?

-Yo divido la composición en tres partes. Está la línea melódica vocal, luego la armonía e instrumentalización y después están las letras.

-¿Cómo nace la Banda?

-Más que la idea de formar un grupo, al comienzo la idea era simplemente grabar las canciones que yo estaba componiendo. La manera de trabajar de Marzipan Devil era muy extraña en sus comienzos, pues yo no toco ningún instrumento. Yo pongo las melodías con la voz. Y eso es un sistema de trabajo que lo ocupan muy pocos. Entre los conocidos lo hacía el ex cantante de The Doors. Tu sabes que The Doors eran todos músicos, menos el cantante, lo que no deja de ser curioso. Sin embargo el cantante compuso las canciones más conocidas. Lo que pasa es que él cantaba la melodía, y sobre ella los demás hacían la instrumentalización armonizada. Es el mismo sistema que nosotros usamos.

Como te digo, el grupo nace como una manera de llevar a cabo mis letras y melodías vocales, para transformarlas en canciones sólidas, sin perder la raíz grupal.

-¿Cuáles son tus fuentes de inspiración?
-Son ciertos grandes temas de la humanidad, como la vida misma y -sobre todo- el paso del tiempo. Fíjate que yo me encuentro en una fase de mi vida muy especial. Ya voy a cumplir 44 años, entonces manejo una sensación muy especial con el tiempo. Cuando pienso en mi vida veinte años hacia atrás, mis reminiscencias son de un cabro veinteañero. Pero si proyecto esos veinte años hacia adelante, te asombras y dices ¡chutas… en veinte años más voy a ser viejo! Entonces te ves obligado a hacer una especie de reflexión en torno a tu vida.

Si hay una característica de nuestra Banda es una suerte de nostalgia por el pasado. Entonces tendemos a recuperar ciertas del pasado, llevarlas a la letra y ponerlas al día.

La nuestra no es una música precisamente juvenil, aunque a muchos jóvenes les encanta. La música nuestra gira mucho en torno a vivencias… y creo que por eso mismo enganchamos tan bien con el público.

-¿Crees que tu música trasciende?

-Modestamente te respondo que sí. Siempre me pregunto en qué cosas dejaré a mis hijos y a mi gente como legado. Para muchos es primordial dejar una buena educación o algunos bienes materiales. Pero yo creo que es mucho más rico dejarles un disco…en este caso un CD. Creo que eso trasciende, y entonces tus hijos dirán el día de mañana: "Bueno, mi viejo es el que canta en este CD…" (Se ríe).

Creo que ese es un gran legado que marca e influye.

-¿Cómo definirías el estilo de Marzipan Devil?
-Compleja la pregunta, pero si uno tuviera que ponerse una etiqueta tipo venta catálogo, te diría que estamos en la categoría del rock indy.

Pero te diría más: creo que somos una banda de rock…pero tratando de alejarse del rock. (Se ríe).

Es decir, no caemos en la fusión.

En "Marzipan Devil" hay algunos elementos clásicos.

En Chile las bandas abarcan muchos estilos… como que captan de todo. Lo que tratamos de hacer son canciones decentes y austeras en lo que se refiera a acordes.




Por favor, sus comentarios y evaluación. Gracias.

Compartir en Facebook