Piramides de Egipto
Bookmark and Share

 
 
 
 


JORGE ABASOLO ARAVENA
PERIODISTA
jabasoloaravena@gmail.com
TEMAS DE ACTUALIDAD
Septiembre de 2010


Entrevista
Mauricio Cisternas

"TODO MUNICIPIO TIENE UN POTENCIAL DE INVERSIÓN"

Jefe de la División de Municipalidades de la SUBDERE asegura que se está redescubriendo la capacidad de los municipios en el sentido de gestionar las ciudad.

Hacia junio de 2008 una iniciativa legal hizo aplicable a los municipios las normas de Chilecompras para los efectos de otorgamiento de concesiones para la prestación de servicios municipales.

Como consecuencia de ello, esta norma ha permitido aplicar a las concesiones, los preceptos sobre protección de los derechos de los trabajadores que se desempeñan a la órdenes del concesionario.

Dado que para la totalidad de la administración del Estado ya existe la obligación de tutelar, a través de los contratos administrativos, el cumplimiento legales, parece sensato que no queden excluidas las concesiones municipales para una mejor prestación de servicios a la comuna, como puede ser el caso de la extracción domiciliaria de basuras.

Bajo esta óptica, una nueva iniciativa legal intenta equiparar la situación con el resto de la administración.

De este modo, la municipalidad pasa a contar con nuevas facultades, se torna más complejo, pero a la vez logra un dinamismo que se ha traducido en un mayor poder de penetración en la comuna.


Pese a ello, se palpa una relación ríspida por parte de los privados hacia el sector municipal. Por tal razón, el gobierno actual ha resuelto iniciar una descentralización que redundará en un aumento de competencias y un importante incremento de recursos de aquí al año 2014 en materia de financiamiento municipal. Ello, irá a parejas con normas estrictas de probidad y transparencia, lo que permitirá capturar la confianza del sector privado.

De las cuatro normativas que ofrece la legislación vigente para las concesiones municipales y sus alcances y de la extensión del Sistema de concesiones al ámbito municipal conversamos con el abogado Mauricio Cisternas, Jefe de la División de Municipalidades de la Subsecretaría de Desarrollo Regional y Administrativo (SUBDERE)

-Parece ser que en los municipios el mecanismo de concesiones está en ciernes, en estado larvado…
-Primero hay que dejar en claro que este sistema no es nuevo, ya que mediante él se construyó el estacionamiento de Santa Rosa, los de Providencia, Plaza de Armas, Santa Lucía, en fin…

Se han construido bastantes estacionamientos subterráneos. Mi sensación es que el problema principal es que se ha limitado a estacionamientos subterráneos, en circunstancias que podríamos generar otro tipo de inversiones y obras de infraestructura distintas. Es decir, no debiéramos circunscribirla sólo a lugares de estacionamientos.

Pero el sistema no es nuevo. Tal vez la falta de aporte municipal hace que sólo se oriente a proyectos que sean económicamente rentables para el concesionario, y no necesariamente rentables para la comunidad en otros aspectos. No estoy aseverando que sea deficiente, pero -por ejemplo- podríamos generar centros comerciales subterráneos y hasta vías urbanas subterráneas. Eso es perfectamente viable. Se pueden hacer calles subterráneas con el debido pago de peaje, establecer teatros y hasta crear centros cívicos subterráneos y hasta centros de atención a la comunidad.

-Te planteo esto porque cuando uno sale de la región metropolitana se da cuenta que hay muchas información de este tipo que no manejan los alcaldes ni su grupo asesor.
-A ver…ahí hay un desafío pendiente. Hay que dotar a los municipios de las capacidades y competencias técnicas necesarias. Estamos abocados a eso, y esperamos ingresar -antes de fin de año- algunos proyectos de ley que permitan mejorar la capacidad técnico-profesional de las municipalidades.

-¿Pueden las concesiones equilibrar el presupuesto de muchas municipalidades eternamente con déficits?
-Principalmente la concesión apunta a generar infra-estructura con inversión privada y producir un equilibrio inter-generacional. Es decir, la gente que se beneficia de un proyecto de infra-estructura mayor, no es solamente la gente que está hoy y vive en esa comuna. Se beneficiará también la gente que viva en esa comuna en los próximos treinta o cincuenta años. Por lo tanto, es más justo que no sean los que viven hoy en esa determinada comuna, los que paguen esa inversión. Lo justo es que se vaya pagando gradualmente por la actual generación y por las generaciones futuras. Y es que las generaciones futuras también se verán beneficiadas por ese proyecto.

Ahora, respecto a la capacidad económica de los municipios, creo que ahí hay un problema de recursos, aunque eso ha ido disminuyendo manifiestamente. Entre el año 2000 y el año 2009 el Fondo Común Municipal ha crecido en 400 mil millones de pesos. Es decir, casi se ha triplicado y -en consecuencia- sostener que la falencia financiera es la única causa de la deuda municipal me parece inapropiado. Ha habido un aumento significativo del presupuesto municipal, y el gobierno del presidente Piñera ha estado haciendo constantemente aportes al sistema.
Pero, no hay que negar que también hay un problema de gestión. Hay que revisar a cuanto asciende la planta del personal, como está distribuida.

Hay que entender que la municipalidad no es una máquina de generar empleo para la comuna. El municipio es un servicio público que debe administrar una serie de servicios. Si tenemos la visión sensata y adecuada, no vamos a transformar a la municipalidad en un botín electoral o una máquina generadora de empleos. Entonces, vamos a poder equilibrar los presupuestos y podremos de mejor modo adecuarnos a las realidades comunales. Desde luego que hay infraestructuras que no son rentables en comunas pequeñas. No podemos pretender construir estadios para 10 mil personas en comunas que tienen doce mil habitantes. Claro, hay un problema de recursos que paulatinamente ha ido mejorando.


-¿A qué obedece que el sector privado mire con recelo este sistema de concesiones públicas?
-Estimo que el sistema municipal poco mirado durante mucho tiempo.

Hace algunos años lo que más hacían las municipalidades era encargarse de las calles y poner semáforos. Ese era el trabajo de un municipio hace veinte años atrás. Hoy por hoy la municipalidad ha avanzado al grado de convertirse -de verdad- en un auténtico gobierno local, con importante influencia en el desarrollo de la comuna. Ante esta evolución, los particulares tienen que empezar a darse cuenta de que esto no sólo es mantención de áreas verdes, colocación de semáforos o mera preocupación por el aseo y calles. La municipalidad tiene un potencial de inversión.

En Chile los municipios manejan un presupuesto de 4.021 millones de dólares al año. Si a ello le sumamos los presupuestos de los departamentos de salud y educación llegamos a una cifra de US$ 6.500.

¡Es una brutalidad de plata la que maneja el sistema municipal!

Entonces, considero que los privados están ahora descubriendo el tema municipal. Yo llevo quince años estudiando esta situación. Cuando empecé en el tema, quien trabajaba en lo municipal era considerado como un "bicho raro".La gente no entendía mucho. Hoy en día uno se da cuenta que muchas empresas y muchas personas están mirando hacia la municipalidad. Entonces, ha habido un renacer del sistema municipal.

Estamos redescubriendo la capacidad de las municipalidades para gestionar la ciudad. Se les ha dotado de mayores capacidades de competencias legales, de más capacidades técnicas, la comunidad exige más y los alcaldes hacen más.

Claro que falta mejorar las capacidades técnicas. Hay un paso que dar ahí, ya que la comunicación y la forma de plantearse por parte del sector público y el privado no son totalmente coincidentes aún. El privado mira con desconfianza a las municipalidades y también los municipios han mirado con recelo a los privados.


DESCONOCIMIENTO

- En tu exposición en la Sociedad de Fomento Fabril señalaste que la ley de financiamiento urbano compartido, ha sido muy poco empleada.
- Mira…la gracia de esta ley es que señala que, más importante que la iniciativa de los alcaldes, lo es la iniciativa privada. El privado puede buscar proyectos que sean atractivos económicamente y proponérselos a la municipalidad. Y estimo que el sector privado conoce poco esa ley, y creo que hay que hacer un esfuerzo por difundirla. Por otra parte, esta ley requiere algunas simplificaciones para hacerla más accesible. Te aclaro que esta ley es muy similar a la ley de concesiones.

Creo que esta ley da una tremenda oportunidad para el desarrollo de proyectos en donde la municipalidad pague con canje de terrenos o con entrega de concesiones para poder construir centros cívicos, de medios de transportes a escala comunal, en fin…Creo que es una buena ley y que se hace necesario difundirla, que el empresario la conozca.

Creo que se le podrían introducir algunas mejoras, y sería bueno saber qué opina el sector privado para mejorar el proyecto.

Compartir en Facebook