Piramides de Egipto
Bookmark and Share

 
 
 
 

Entrevista
María Pastora Campos

LOS CHILENOS PRIORIZAMOS DEMASIADO LA RAZÓN

Antaño fue la famosa Tía Pucherito de "Los Bochincheros", programa televisivo que aún se recuerda con fuerte nostalgia. Hoy es flamante psicóloga y habla de sus experiencias clínicas.

Por Jorge Abasolo Aravena
jabasoloaravena@gmail.com

Agosto de 2010

Oriunda de Concepción, María Pastora Campos -aún recordada como la Tía Pucherito- tuvo desde niña una acendrada vocación para trabajar y jugar con los pequeños.

Lo que la unió con Domingo Sandoval -el mítico Tío Memo- fueron muchas cosas, aunque él ya estaba en el ámbito artístico, lo que facilitó las cosas.

De ahí la pareja se fue a vivir a Uruguay;y una vez instalados en Montevideo, Sandoval no tuvo mayores tropiezos para comenzar a trabajar en radio. Coincidentemente, la emisora estaba el Canal 12 de Montecarlo.

Quedaron gratamente pasmados al presenciar un programa infantil que hacía Cacho de la Cruz, integrante de Los Jaujarana. La magia del programa -niños cantando distendidamente- los cautivó en grado superlativo.

Entonces se plantearon el siguiente acertijo: ¿por qué no hacer algo similar en Chile? Regresaron a Santiago y Sandoval las ofició de disjockey en Radio Minería, en lugar de Mauricio Hoffman, que se había ido a Costa Rica.

Estando en Radio Minería conoció a un productor -Alejandro Fortuño- quien hacía producción en Canal 9. Domingo (Tío Memo) le contó la idea que traían desde La Plata y Alejandro le sugirió llevar la idea al papel para presentarla.

Comenzaron a golpear puertas con entusiasmo y convicción, y una vez que se les dio la oportunidad, todo fluyó de manera expedita.

Debutan el año 1976 y fueron ocho años de intenso trabajo.

Una vez terminado el ciclo de Los Bochincheros, cada uno siguió su propio camino.
El ciclo llega a su fin cuando Marta Blanco llega a Canal 9 con la decisión de hacer de éste, un canal cultural.

Paradojalmente, para Los Bochincheros ya no hubo espacio.


-¿Un libro cambió el rumbo de tu vida?
-Se podría decir que sí. Leyendo a Wayne Dyer y ese libro mágico llamado "Tus zonas Erróneas" me activó de una manera distinta.
Ahí empezó una búsqueda interior. Comencé a hacer yoga, a practicar meditación trascendental y hasta estuve en ciertos retiros espirituales.

-Luego te recibes de psicóloga y no dejas de hacer terapia con Flores de Bach…
-Exactamente. Es una terapia que forma parte de una medicina alternativa. El paciente llega a mi consulta por un problema físico -que puede ser algo psicosomático- o estados anímicos bajos (distimia), problemas psicológicos varios, en fin.
Yo trabajé la terapia floral durante muchos años. Y más tarde, cuando me recibo de psicóloga -año 2009- lo que hago es mixturar ambas cosas.

-¿Cuál es la razón más frecuente por la que un paciente va a ver a un psicólogo?
-El porcentaje más alto de mis pacientes van por problemas de angustia y depresión. Y a veces la gente dice padecer de depresión, pero lo que tienen es una desmotivación. Se confunden los planos.


ACCIONES COMPLEMENTARIAS

-¿Hay muchos prejuicios en torno a la terapia de las flores de Bach?
-Por ejemplo, hay médicos que la catalogan de placebo. El problema de esto es que no hay gran información.
Vamos a poner en un paralelo los remedios a base de química. Los fármacos químicos están químicamente activos.
Estos otros (flores de Bach) son remedios vibracionales. Es decir, están energéticamente activos, y por lo tanto hay que entender esto desde paradigmas diferentes. Uno desde un paradigma químico, y el otro desde un paradigma físico.

-Luego, ¿pueden ser complementarios?
-Exacto. De hecho, son complementarios. Bach encontró una relación entre las emociones y las vibraciones energéticas de ciertas flores. Cuando estamos mal, cuando nuestras emociones están desequilibradas, también lo está nuestro sistema nervioso.
Una manera de corroborar el efecto positivo de las esencias florales es con gente que sufre de angustia. Yo lo he palpado y te puedo contar que al tomar esencias para la angustia, muchas personas se sienten muchísimo mejor en un lapso de apenas 24 horas.
Hay cosas que tardan más en mejorar, pero con la angustia se produce un efecto muy rápido.

-¿Qué explicación puede tener ello?
-Tiene mucho que ver con la física cuántica, pero hoy se sabe poco de la física cuántica.

-¿Por qué hay reticencia de algunos médicos a admitir los logros de la aromaterapia?
-Hay médicos que no necesariamente creen en esto, pero que -a propósito de la neurociencia- se dan cuenta de la correlación que hay entre las emociones y la bioquímica del cuerpo. Un grupo de emociones negativas te puede provocar un bajón anímico. A su vez ese bajón anímico, te va a provocar una alteración de tu bioquímica y tus neurotransmisores van a estar a la baja.
Las esencias florales impactan en la bioquímica y lograr equilibrar las emociones.
Hay médicos que pueden no creer en las esencias florales como medicina alternativa, pero en la actualidad ellos se muestran muy respetuosos cuando alguien le manifiesta que se está tratando con flores de Bach. Lo he palpado muchas veces.
Está archi comprobado que las emociones logran impactar en la bioquímica del cuerpo. De hecho, cuando se está deprimido, se tiene en baja la dopamina, la serotonina, la noradrenalina, que son neurotransmisores. Y cuando se está en estado de stress, éste baja los neurotransmisores. Por eso muchas personas reaccionan y admiten que no están deprimidas, pero tienen la sensación de estarlo. Lo que pasa es que la bioquímica ha demostrado que una persona con depresión y otra con stress, tienen algo en común: ambas están con los neurotransmisores a la baja.
Fíjate que muchas mamás con niños hiperkinéticos o con déficit atencional están probando primero con esencias florales, y posteriormente con el Aradix y esos fármacos que suelen recetarle a los niños con exceso de actividad.


RAZON VERSUS SENTIMIENTOS

-¿Por qué los chilenos reprimimos tanto los afectos? ¿Será porque somos hijos de occidente, donde campea la razón pura?
-Hay un punto muy importante en eso. Cuando priorizamos demasiado la razón, peyorizamos las emociones. Al percibir de modo peyorativo las emociones, bloqueamos una parte sustantiva del ser humano, que dice relación con los sentidos.
Una persona poco racional está poco conectada con el placer, ya que el placer está directamente relacionado con los sentidos y las emociones. ¿Cómo sentir placer si no es emocionándote?
Hasta el placer estético, el placer de lo plástico pasa por las emociones.

Compartir en Facebook