Piramides de Egipto
Bookmark and Share



 
 
 
 


PABLO RÍOS CIAFFARONI
INVESTIGADOR
pabloriosc@gmail.com
ACTUALIDAD POLITICA
Enero de 2012


¿QUÉ ES LA POLÍTICA 2.0?

"Internet es mucho más que una tecnología. Es un medio de comunicación, de interacción y de organización social". Manuel Castells (Sociólogo Español).

La política 2.0 es el uso de Internet y las Redes Sociales en el mundo político.

Se dice que la forma de hacer política ha cambiado, es decir, que los políticos además de estrategias de política tradicional deben diseñar y ejecutar estrategias de política en redes Sociales y otros canales de social media.

Para todos es conocido el enorme impacto que tuvo en la elección de Barak Obama como presidente de Estados Unidos el uso intensivo que hizo su equipo de campaña de las herramientas Web 2.0 y las redes sociales, tema que al que le dieron continuidad una vez que se posicionaron en la Casa Blanca.

Una de las tantas promesas cumplidas por Internet fue convertir a los ciudadanos en comunicadores. La crisis del periodismo escrito proviene de los desafíos impuestos por Internet. El monopolio informativo de los medios quedó desfondado. Estamos frente a un hecho irreversible. Aún cuando no sabemos el futuro que nos deparan las transformaciones en el ámbito de la comunicación, no existe duda que ya nada podrá ser igual en las formas de relacionamiento social, político, económico, cultural y educativo.

Hoy en Chile, el ciudadano promedio pasa más tiempo en Internet que viendo la televisión, escuchando la radio o leyendo la prensa.

A su vez la ciudadanía pierde cada vez más el interés por la política, sin embargo, la Web 2.0 es un nuevo entorno, un nuevo espacio que comenzó a jugar un papel muy importante en la estrategia de campaña de los Partidos Políticos y movilizaciones sociales.

Las recientes movilizaciones estudiantiles si bien es cierto que se implementaron en marchas y grandes manifestaciones sociales, la pelea no fue tan solo en las calles; sino también en las redes sociales, donde cada una de las demandas hizo eco ganando un espacio de reconocimiento global.

El mismo fenómeno se pudo apreciar a nivel internacional a comienzos del año 2011 con diversos disturbios en Medio Oriente, que partieron con un cambio de gobierno en Túnez. Movimiento que luego se traspasó a Egipto, donde las autoridades tuvieron que intervenir el acceso a Internet como la telefonía móvil y el uso de mensajería de texto.

Afortunadamente la solidaridad de diversas instituciones, como la presión internacional, logró reestablecer el acceso a las redes sociales, culminando dicho proceso histórico-político con la salida de Hosni Mubarak del gobierno.

Así, cada generación ha sido testigo de la aparición de nuevas tecnologías que hacen más expeditos una serie de procesos.

Esta aceleración ha sido especialmente aguda en los medios de comunicación. Hace cincuenta años podrían haber pasado varios días antes de enterarnos de un atentado al otro lado del mundo. Hoy, en cambio, podemos seguir la persecución de los responsables en vivo y en directo.

Esta "democratización de los medios" ha llevado también a diluir la idea clásica de líderes de opinión, en la medida que este tipo de plataformas horizontaliza las relaciones entre la "elite pensante" y el ciudadano de a pie.

Las redes sociales se han transformado en un fenómeno imparable en todos los ámbitos, incluso en la política.

Las comunidades 2.0 dan la posibilidad de comunicarse con muchas personas, tener seguidores, mejorar la imagen, crear campañas, distribuir información, enviar mensajes, generar apoyo y saber qué es en definitiva lo que quiere cada uno. Además, se trata de un espacio que no merece mayores inversiones económicas; por todos lados, el espacio ideal para cualquier político.

Uno de los primeros hombres que logró detectar dichos beneficios y popularizar las redes a nivel mundial, fue el actual presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, quien basó su campaña presidencial en el uso de estas páginas, enfocada principalmente a los jóvenes que las frecuentaban.

El "Premio Nobel de la Paz" logró más de 3.2 millones de amigos online, su grupo en Facebook llegó a dos millones doce mil usuarios, mientras que el de My Space a 700 mil. En YouTube, logró alrededor de 100 mil suscriptores durante esos meses. Además, utilizando Linkedin, Second Life, publicidades en juegos electrónicos, SMS y e-mail logró llevar su campaña a grupos anteriormente alejados.

Con el tiempo, el uso de estos métodos fue implementado cada vez por más personalidades del sector, sin distinciones de partidos o relevancia política.

Además, la popularización de esta vía se ha intensificado gracias a la posibilidad de acceder a las mismas desde los teléfonos inteligentes o smartphones, dispositivos que permiten actualizar en tiempo real, la información de este tipo de páginas de Internet.

Se debe entender que el ciudadano tiene mucho más poder en la Política 2.0 que en las campañas políticas tradicionales.

Hace algunos meses en un curso de capacitación política para candidatos a concejales y alcaldes en Temuco impartido por la ONG GOBERNANZA, al terminar la ponencia de "marketing político y estrategia electoral de campaña" uno de los asistentes me preguntó:

¿Cuando se debe iniciar un político con las redes sociales?

La respuesta fue categórica: Se debe iniciar de inmediato, ya que las redes sociales no son una moda sino una realidad que llegó para quedarse.




Por favor, sus comentarios y evaluación. Gracias.

Compartir en Facebook